Los cultivos de frijol fueron los más afectados por las lluvias pues se encontraban en proceso de maduración. /Cortesía MAG

Economía

Huracanes causaron $10 millones en pérdidas de maíz y frijol en El Salvador Pese a las pérdidas, los productores aseguran que se tiene garantizado el suministro de granos básicos para 2021.

Uveli Alemán

martes 24, noviembre 2020 • 5:30 am

Compartir

Eta e Iota, dos huracanes que azotaron a Centroamérica en menos de tres semanas, dejaron pérdidas al sector de granos básicos por $10 millones, según estimaciones de la Cámara Salvadoreña de Pequeños y Medianos Productores Agropecuarios (Campo).

Los productores agrícolas salvadoreños comienzan a sembrar con el inicio del invierno entre mayo y junio, sobre todo en la región occidental y central con cultivos de maíz. Mientras que en oriente, la mayoría de agricultores prefiere esperar a que pase la canícula -que usualmente ocurre a finales de julio- para sembrar.

Cuando Eta tocó suelo salvadoreño, a inicios de noviembre, los productores advirtieron que las lluvias afectarían sobre todo a los cultivos de frijol porque se encontraban en maduración. Según Campo, solo este ciclón dejó pérdidas por $2 millones y adelantó que esta cifra se duplicaría por Iota porque los suelos ya se encontraban sobresaturados de agua y las raíces se comenzaron a llenar de hongos.

Un informe publicado ayer por Campo revela que solo en frijol se perdieron 145,390 quintales que si se hubieran vendido habrían significado ingresos para los productores por $9.28 millones.

Si sigue lloviendo pudiera aumentar un poco (las pérdidas). En diciembre sacaremos el informe final (...) Pero sí se mantiene cubierta la demanda nacional y el precio”.
Luis Treminio
Presidente de Campo

Mientras tanto en maíz se perdieron 73,457 quintales que significan $734,570 entre la inversión y el precio al que se hubiera vendido cada unidad en el mercado.


En total, los productores dejaron de recibir $10 millones por los daños ocasionados entre Eta e Iota, indicó Luis Treminio, presidente de Campo.

Hasta la fecha, el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) solo ha reportado pérdidas en granos básicos por las tormentas de Eta. Ciclón que, asegura, dejó 369,000 quintales dañados de maíz y frijol.

DATOS QUE DEBES CONOCER:

  • DAÑOS: Tanto Eta como Iota dejaron daños en los cultivos de granos básicos. Según Campo, se perdieron $9.2 millones en siembra de frijol y $734,570 en maíz.
  • DATOS DEL MAG POR ETA: El MAG estima que el paso del huracán Eta dejó una pérdida de 200,000 quintales de frijol y 169,000 quintales de maíz.
  • HORTALIZAS: Los productores de hortalizas y verduras estiman que las pérdidas ocasionadas por Eta se agravarán. Habían calculado $6 millones.

  Zonas más afectadas.

Campo reporta que la región central fue la más afectada con pérdidas en cultivos de  frijol en hasta $1.78 millones por afectaciones en 51,045 quintales entre Chalatenango, La Libertad, San Salvador y Cuscatlán.

Visto por departamento, la gremial reporta que los productores de Santa Ana perdieron 18,458 quintales valorados en $646,036. Ahuachapán fue el segundo con mayor pérdidas en 17,220 quintales que equivalen a $602,711.

Las tormentas por ambos huracanes afectaron a 1,469 manzanas cultivadas de maíz. Treminio explicó que este grano no resultó tan afectado porque ya se encontraba doblado el tallo para ayudar a secar el grano.

Los productores estiman que se dañaron 73,457 quintales, de los cuales el 73 % corresponde a afectaciones en milpas de la región oriental. Campo calcula que los agricultores de Usulután perdieron 19,987 quintales mientras que en La Unión se reportan estragos en 14,956 y en San Miguel de 14,727.

Pese a las pérdidas, el presidente de Campo aseguró que “se mantiene cubierta la demanda nacional” de frijol pues para el ciclo agrícola 2020-2021 se esperaba una producción récord de 2.8 millones de quintales, suficientes para cubrir los 2.5 millones que se consumen cada año.

Al inicio del ciclo agrícola 2020-2021, Campo previó que la producción de granos básicos sería de 27.5 millones de quintales. Suficiente para cubrir la demanda nacional.