El Hotel Fairfield by Marriott San Salvador está ubicado en el centro comercial La Gran Vía. /Óscar Machón

Economía

Hotel Fairfield by Marriott reabre sus operaciones tras 10 meses de cierre El hotel, ubicado en La Gran Vía, retoma sus operaciones en una nueva normalidad por la aplicación de protocolos de bioseguridad.

Uveli Alemán

viernes 15, enero 2021 • 4:00 am

Compartir

El hotel Fairfield by Marriott San Salvador, de la compañía hotelera Marriott International, reinicia este 15 de enero sus operaciones tras 10 meses de permanecer cerrado por la crisis del covid-19.

Después de atender el último huésped el 21 de marzo de 2020, el hotel cerró sus puertas al público primero por la declaratoria de cuarentenas domiciliares, que obligaba el paro total de los establecimientos de hospedaje, y cuando se dio paso a la reapertura económica, en agosto, se mantuvo en cese ante la baja demanda.

Marco Quinteros, gerente general de Fairfield by Marriott San Salvador, explicó que el hotel abre sus puertas con un 3 % de confirmación en libros y espera que para febrero los niveles de ocupación comiencen a recuperarse.

El ejecutivo reconoció que “ahora ya no dependemos del deseo de la gente de viajar” sino que den negativo al covid-19 en las pruebas PCR.

Marco Quinteros, gerente general de Fairfield by Marriott San Salvador, explicó que el personal del hotel recibió una certificación de “Safe Travel” -viaje seguro-./Óscar Machón

El Fairfield by Marriott inició operaciones en El Salvador en agosto de 2017 como el primer hotel de la compañía en Centroamérica. Fue construido por Caribe Hospitality y Urbánica Desarrollos Inmobiliarios, el brazo inmobiliario de Grupo Dueñas en El Salvador.


Este hotel dispone de 130 habitaciones y espacios para reuniones con capacidad de 16 personas. Quinteros aseguró que intentan mantener las tarifas por habitación que se manejaban antes de la pandemia, pero reconoció que los costos de operación se elevaron por la adecuación de infraestructura para cumplir los protocolos.

Protocolos.

Su regreso ocurre en una nueva realidad marcada por el covid-19 que obligó al hotel a adecuar sus instalaciones para aplicar los protocolos de bioseguridad. Algunas de esas medidas incluyen la toma de temperatura y aplicación de alcohol gel al ingreso del establecimiento, y el elevador está programado para movilizar a los huéspedes con una tarjeta electrónica que solo los llevará al piso de su habitación.

El gerente del hotel agregó que las habitaciones se desinfectan dos horas después que el huésped deja las instalaciones.

Asimismo, para reducir el contacto físico, se elimina el desayuno buffet y los alimentos se entregan en una caja personal que los usuarios pueden consultar y pedir a través de una aplicación.

El personal del hotel recibió una certificación de “Safe Travel” -viaje seguro- del programa “Commitment to Clean” de Marriott.  Esto garantiza la aplicación de los protocolos.