El Mundo

Honduras contrató abogados de élite para que cancelaran investigación contra hermano del presidente

Óscar Romero con información de The Washington Post

sábado 3, abril 2021 • 3:55 pm

Compartir

Un bufete de abogados de élite fue contratado por el gobierno del presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández para que cancelaran la investigación contra su hermano, quien esta semana fue condenado a cadena perpetua por el contrabando de 185 toneladas de cocaína a Estados Unidos, según reportes de The Washington Post.

Según The Washington Post citando documentos fiscales, en septiembre de 2019 Honduras contrató a un bufete de abogados de Estados Unidos para que estos presionaran al equipo fiscal.

Los fiscales no brindaron información sobre el nombre de la firma de abogados, sin embargo, Arnold y Porter revelaron por separado la relación en los formularios de divulgación de cabildeo extranjero del Departamento de Justicia.

Según información proporcionada por The Washington Post, "Arnold & Porter, una de las firmas de calzado blanco más elitistas y prominentes de Washington, cuenta como exalumnos, ex candidato a la Corte Suprema y actual Fiscal General de los Estados Unidos, Merrick Garland, y el ex asesor general de la CIA, Jeffrey H. Smith".

Además, informan que uno de sus socios es John Bellinger, quien fue ex asesor legal del Departamento de Estado durante el mandato de George W. Bush.


Añaden que el bufet de abogados "advirtieron sobre las 'consecuencias colaterales' del caso, incluido el posible cierre de bases militares estadounidenses en Honduras y 'problemas de inmigración no relacionados', informó The Washington Post.

Por eso, los fiscales se refirieron al "papel de liderazgo de ambos hermanos Hernández en una violenta conspiración de tráfico de drogas patrocinada por el estado".

El pasado 30 de marzo, Juan Antonio “Tony” Hernández, ex diputado hondureño y hermano del actual presidente de Honduras Juan Orlando Hernández fue sentenciado a cadena perpetua por una corte de Nueva York, Estados Unidos.

La instancia de justicia estadounidense había postergado la lectura de la sentencia en varias ocasiones pero ya había declarado culpable en 2019 a Tony Hernández por delitos como narcotráfico, posesión de armas y falso testimonio, según informa el medio de comunicación hondureño La Prensa.