Conectados

Historia viral que movió a donar para indigente era falsa y protagonistas están presos

Redacción web / DEM

sábado 16, marzo 2019 • 8:00 am

Compartir

En 2017, una historia conmovedora que tuvo como escenario Nueva Jersey, resulto siendo una de las mayores estafa de los últimos tiempos. La historia era que una joven, de nombre Kate McClure, se quedó sin combustible en la carretera interestatal 95 en Filadelfia y un hombre sin hogar, Johnny Bobbitt Jr., le dio sus últimos $20 mientras ella se encontraba varada.

Por el gesto, McClure y su novio, Mark D’Amico, iniciaron una campaña de GoFundMe para recaudar dinero para Bobbitt y dijeron que querían pagarle al buen samaritano y sacarlo de las calles. Al final, hasta publicaron fotos de la ayuda y del lugar que le estaban pagando al "indigente" para que viviera.

Pero, por muy bonita que suene, la historia no era cierta, dijeron las autoridades, y McClure y Bobbitt se declararon culpables de cargos federales.

“En realidad, McClure nunca se quedó sin combustible y Bobbitt nunca usó sus últimos $20 para dárselos a ella”, según un comunicado de prensa de la fiscalía de EE.UU. “D’Amico y McClure supuestamente conspiraron para crear la historia falsa para obtener dinero de los donantes”.

McClure, de 28 años, podría enfrentar hasta 20 años de prisión y una multa de 250.000 dólares después de declararse culpable de un cargo de conspiración para cometer fraude electrónico. Será sentenciada el 19 de junio.


Bobbitt, de 36 años, podría enfrentar hasta 10 años de prisión y una multa de 250.000 dólares después de declararse culpable de un cargo de conspiración para cometer lavado de dinero. Será sentenciado en una fecha posterior.

En colectivo se recaudó casi $400.000. Mismos que McClure y su pareja transfirieron a su cuenta bancaria y compraron un BMW, bolsos caros y se fueron de viaje, incluso a casinos en Pensilvania, Nueva Jersey y Nevada, según documentos judiciales.

McClure transfirió $25.000 de su cuenta bancaria a la de Bobbitt en diciembre de 2017, dijeron los fiscales federales. Él recibió $75.000 de la campaña, según el fiscal del condado de Burlington Scott Coffina.

Pero su historia comenzó a desmoronarse después de que Bobbitt demandó a McClure y D’Amico, acusándolos de retener el dinero recaudado en su nombre.

Esa demanda llevó a una orden de registro, una deposición y una investigación de su campaña, con lo que se descubrió la presunta conspiración.