Tony Hernández. Archivo

El Mundo

Hermano del presidente de Honduras condenado a cadena perpetua en EEUU por narcotráfico Una corte federal de los Estados Unidos dictó la sentencia este martes y ordenó además confiscarle bienes valorados en $138 millones

Alexander Pineda/Agencia AFP

martes 30, marzo 2021 • 2:59 pm

Compartir

Juan Antonio “Tony” Hernández, ex diputado hondureño y hermano del actual presidente de Honduras Juan Orlando Hernández fue sentenciado a cadena perpetua este martes por una corte de Nueva York, Estados Unidos.

La instancia de justicia estadounidense había postergado la lectura de la sentencia en varias ocasiones pero ya había declarado culpable en 2019 a Tony Hernández por delitos como narcotráfico, posesión de armas y falso testimonio, según informa el medio de comunicación hondureño La Prensa.

El juez también ordenó confiscar bienes al narcotraficante hondureño valorados en más de $138 millones. El juzgador también aclaró a Hernández que tiene la posibilidad de apelar la sentencia emitida.

La sentencia se apega a lo solicitado por la Fiscalía de Estados Unidos que había pedido para Hernández cadena perpetua por “traficar drogas con el apoyo del Estado”, confiscarle bienes vinculados a las actividades ilícitas, y además, pagar una multa de $10 millones detalla La Prensa.

El hermano del presidente fue capturado en noviembre de 2018 en Miami, Florida, y la acusación fiscal lo perfila como el operador de una red de narcotráfico que movió hasta 185,000 kilogramos de cocaína durante 15 años, además de dejar una estela de corrupción en la institucionalidad hondureña.

Los fiscales del distrito sur de Nueva York aseguraron en su proceso que el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, fue un socio clave de su hermano Tony, aunque no ha sido inculpado.


La sentencia de Tony Hernández tiene lugar en medio de las acusaciones hacia su hermano, Juan Orlando Hernández, de conspirar facilitando el tráfico de droga hacia los Estados Unidos.

Según el testimonio de Geovanny Fuentes Ramírez, otro narcotraficante hondureño procesado en EEUU, el presidente Hernández recibió sobornos de su parte a cambio de protección y de la promesa de no ser extraditado a EEUU.

Juan Orlando Hernández habría ido más allá al pretender asociarse para el narcotráfico, según detalló en su declaración Fuentes Ramírez, quien añadió que desde el 2006 todos los presidentes del país centroamericano han sido sobornados y que Hernández se burlaba de la agencia para el control de drogas estadounidense, la DEA.

El mandatario ha negado las afirmaciones del narco y cualquier vínculo con este y ha señalado que busca inculparlo a cambio de beneficios penitenciarios.

"Con total impunidad"

"El acusado era un congresista hondureño que, junto a su hermano Juan Orlando Hernández, desempeñó un papel de liderazgo en una conspiración de narcotráfico violenta y auspiciada por el Estado", escribieron los fiscales al juez antes de la sentencia.

Tony Hernández operaba "con total impunidad" gracias a la protección de su hermano y contribuyó a la "putrefacción" de las instituciones de Honduras, dijo asimismo la acusación durante el juicio.

Un testigo de la fiscalía, el excapo del narcotráfico y exalcalde hondureño Alexander Ardón, declaró en el proceso que presenció una reunión en 2013 en la que el ahora encarcelado Joaquín "Chapo" Guzmán, entonces jefe del mexicano cártel de Sinaloa, entregó un millón de dólares en efectivo a Tony Hernández para la campaña electoral de su hermano.