El Mundo

Hermano de pdte. Ortega: Debe haber diálogo donde se aborde adelantar elecciones

Redacción web / DEM

sábado 5, mayo 2018 • 5:35 pm

Compartir

El hermano del actual presidente de Nicaragua, Humberto Ortega, habló vía telefónica con el periodista Andrés Oppenheimer. En la conversación, el también fundador del Ejército Popular Sandinista, dijo que su hermano y Rosario Murillo, su cuñada y vicepresidenta de la República, deben sentarse a dialogar con la oposición y con los manifestantes.

Humberto indica que en esas conversaciones se debería estudiar si es posible adelantar las elecciones presidenciales, agendadas para el año 2021.

"Tiene que haber una transición, un aterrizaje suave, una salida constitucional, un diálogo donde se verá si se pueden adelantar las elecciones del 2021", le dijo a Oppenheimer.

 

"Me dijo, hablando de los últimos acontecimientos en su país, que “aquí hay un antes y un después. Este gobierno no puede regresar a como estaba antes de esta crisis, a la forma de gobierno tan monopólica y autoritaria que venía ejerciendo”", relata el periodista, quien agrega que Humberto le dijo : “La pareja presidencial (como se refieren los nicaragüenses al presidente y esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo) no tiene perspectivas, como tampoco las tiene la oposición. La única forma de salir de esta crisis será mediante una concertación nacional que comience con el diálogo mediado por la Iglesia”.

Las manifestaciones en Nicaragua han dejado hasta el momento unos 46 muertos, varios heridos y otra cantidad de detenidos.

"En días recientes, casi 50 ex guerrilleros y exfuncionarios sandinistas, incluida la comandante Mónica Baltodano, firmaron una declaración denunciando “el carácter sanguinario de la dictadura orteguista”. Otros ex altos funcionarios del gobierno sandinista, como Ernesto Cardenal, Luis Carrión, Víctor Hugo Tinoco y Sergio Ramírez, también desde hace mucho tiempo han denunciado al actual presidente por haberse convertido en un dictador como Somoza", resalta el comunicador en su escrito.

En la actualidad, los estudiantes exigen como condición previa al diálogo que planifique la renuncia del presidente Ortega, mientras que los líderes empresariales piden una reforma electoral y el restablecimiento de la independencia de la Corte Suprema y otras instituciones clave.

Las manifestaciones en calles de Nicaragua empezaron hace más de dos semanas, luego que Ortega diera paso a una reforma de pensiones, misma que fue revertida días después.