Escena

Hermana de Julián Gil enfurece y amenaza a Marjorie de Sousa

Redacción web-DEM

sábado 4, noviembre 2017 • 12:00 pm

Compartir

El pleito parece no tener fin, la hermana del actor Julian Gil, Patty Ramosco, no soportó ver el llanto de su hermano y ha lanzado duras críticas y amenazas a la actriz Marjorie de Sousa. La pareja enfrenta una disputa legal por la custodia del hijo de ambos.

Julian consiguió un permiso para poder convivir con su hijo fuera de los juzgados, donde se ventila el caso por la custodia del pequeño Matías, sin embargo, Marjorie no permitió que él viera a su hijo.

Hoy, la hermana del actor argentino ha reaccionado enérgicamente por esta situación y publicó una carta en redes sociales, en la cual lanza duras criticas hacia la exreina de belleza.

En la publicación, Ramosco, destaca que está cansada de ver el sufrimiento de su hermano y que como familia apoyarán en todo a Gil.

“Hoy hemos recibido nuevamente parte de la mala energía con que la señora insiste en llevar su vida, arrastrar a su hijo y al hombre, con quien según sus palabras, finalmente tuvo el milagro de la concepción, irónico ¿verdad? Podría entender algunas de sus acusaciones de una jovencita de 16, 17, 18 años inexperta e inocente, no de una mujer de casi 40 años con mucha experiencia que debería agradecer a Dios cada día el ser finalmente algo tan maravilloso: ser madre”, dice parte de la carta.


La hermana del actor agrega: “Abróchate los cinturones que cada lágrima que has hecho derramar a mi hermano y a mi familia las vas a pagar y con creces, karma, justicia penal. Apunta la fecha porque se te acabó el show”.

Además Ramasco acusa a Marjorie de ver a su hijo como un negocio y de haber utilizado a su hermano solo para quedar embarazada para obtener una pensión alimenticia.

“¿Tener un hijo es su negocio?, grandes carencias, ya que obviamente nadie le enseñó a dar y a recibir afecto, y yo fui testigo y puedo dar fe de eso, me da tanta y tanta lástima lo infeliz que fue, es y será sirope, eres Marjorie digna de mucha pena”, dice la mujer en otro fragmento de la carta.