En el periodo de 885-865 a.C. Existió Ben-hadad, el rey de Siria,  quien era hijo de Tabrimón, y fue contemporáneo de los reyes Basá de Israel y Asa de Judá, en ese tiempo el profeta Eliseo fue a Damasco, justo en el momento que Ben-hadad, había caído enfermo y cuando le dijeron que había llegado el profeta, entonces dijo el rey a su mano derecha Hazael: Toma un regalo y vete a ver al profeta. Pídele que consulte al Señor para saber si sobreviviré a esta enfermedad. Hazael fue a ver al profeta, y le llevó regalos de los mejores productos de Damasco, cargados en cuarenta camellos.

Opinión

Hazael, rey de Siria

Jaime Ramírez Ortega / Consultor legal y de negocios @Jaime_RO74

miércoles 6, octubre 2021 • 12:00 am

Compartir

En el periodo de 885-865 a.C. Existió Ben-hadad, el rey de Siria,  quien era hijo de Tabrimón, y fue contemporáneo de los reyes Basá de Israel y Asa de Judá, en ese tiempo el profeta Eliseo fue a Damasco, justo en el momento que Ben-hadad, había caído enfermo y cuando le dijeron que había llegado el profeta, entonces dijo el rey a su mano derecha Hazael: Toma un regalo y vete a ver al profeta. Pídele que consulte al Señor para saber si sobreviviré a esta enfermedad. Hazael fue a ver al profeta, y le llevó regalos de los mejores productos de Damasco, cargados en cuarenta camellos.

Cuando llegó ante él, le dijo: Ben-hadad, rey de Siria, quien te ve como a un padre, me envía a preguntarte si sobrevivirá a su enfermedad. El profeta Eliseo le respondió: Ve y dile que sobrevivirá a su enfermedad, aunque el Señor me ha hecho saber que de todos modos va a morir. De pronto Eliseo se quedó mirando fijamente a Hazael, lo que hizo que éste se sintiera incómodo. Luego el profeta se echó a llorar, y Hazael le preguntó: ¿Por qué lloras, mi señor? Eliseo respondió: Porque sé que vas a causarles daño a los israelitas, Pues vas a prender fuego a sus fortalezas, a matar a filo de espada a sus jóvenes, a asesinar a sus pequeñuelos y a abrirles el vientre a las mujeres embarazadas.

Hazael contestó: ¡Pero si yo no soy más que un pobre perro! ¿Cómo podría hacer tal cosa? Y Eliseo respondió: El Señor me ha hecho saber que tú vas a ser rey de Siria. Esta historia se relata en 2 Reyes 8:7-13. De ello se desprenden algunas enseñanzas que bien se pueden contextualizar en el siglo XXI.

El primer aspecto es que Dios, en su soberanía, tiene el control sobre la vida y la muerte y ningún hombre por muy poderoso que sea en la tierra, puede detener el día de su muerte, por lo tanto la vanidad y la arrogancia quedan reducidos a polvo, lo segundo que se torna importante en este relato bíblico, es que Hazael no teniendo linaje en el reinado de Ben-hadad, recibe de parte de Eliseo una profecía que el reinaría en Siria, luego de la muerte de su señor, en la que le dibuja que seria un Rey cruel, que haría grandes maldades al pueblo de Israel.

Sin embargo Hazael, reduce la profecía a una incredulidad en su corazón, pero oculta sus verdaderas intenciones. Ciertamente todo lo que profetizó Eliseo, se cumplió al pie de la letra ulteriormente, lo cual nos recuerda que toda persona sin importar su contexto social, solo revela lo que son cuando están en el poder, pero mientras construyen su imagen se muestran amables, respetuosos, tolerantes y democráticos, esto es lo que le pasa a las personas que aman mas el dinero que el servir, el poder mas que las personas y la avaricia mas sus talentos.

Bien lo decía Lord Acton, no puedo aceptar su doctrina de que no debemos juzgar al Papa o al Rey como al resto de los hombres con la presunción favorable de que no hicieron ningún mal. Ya que  todo poder tiende a corromper y el poder absoluto corrompe absolutamente. Los grandes hombres son casi siempre hombres malos, incluso cuando ejercen influencia y no autoridad: más aún cuando sancionas la tendencia o la certeza de la corrupción con la autoridad.


En otros palabras, a los que están en el poder no se les aplaude por lo que les corresponde hacer de conformidad a la Constitución y demás leyes, al contrario se les pide que rindan cuentas, se les audita sus acciones y se contrasta la oferta electoral versus lo que hacen, para verificar si son igual o peores de los que estaban en el poder, digo lo anterior porque una buena parte de los salvadoreños ha pedido la capacidad de pensar por si mismos, y tiende a ser crédulo de todo lo que le dice la clase política,  se deja engañar una y otra vez y aunque este viendo que el político que apoya esta saqueando el país y violando la Constitución, aun así lo sigue apoyando. “Por eso estamos como estamos” .