Editorial

martes 12, mayo 2020 • 12:00 am

Hay que empezar a disipar la incertidumbre Hay demasiadas dudas que necesitan empezar a disiparse para que podamos reiniciar actividades.

Compartir

Las preguntas que más se hace la gente en estos días de pandemia es ¿cuando terminará esto? ¿cuando volveremos a la normalidad? Y a eso se suma una serie de interrogantes sobre el reinicio de la actividad económica que tanto necesitamos y la vida social que extrañamos.

Son preguntas difíciles de responder en tiempos de pandemia, mientras vemos un aumento significativo de casos, pero el Gobierno debería empezar a aclarar los nubarrones no solo para disminuir el pánico, la zozobra y la incertidumbre en la población, sino también para ir planificando la apertura económica de manera ordenada y segura.

La reapertura del aeropuerto y el funcionamiento total de los puertos es vital para reiniciar el ciclo de exportaciones e importaciones. Los inversionistas extranjeros -y los nacionales que quedaron fuera- y sus ejecutivos querrán venir al país a supervisar el estado de sus empresas y trazar planes futuros.

¿Qué pueden esperar las empresas para prepararse? porque es necesario no solo aplicar las nuevas medidas sino también invertir en ellas. ¿Cuándo se darán a conocer los protocolos sanitarios? Es vital que el Gobierno empieza a dar lineamientos en ese sentido para reiniciar labores que puedan garantizar los dos objetivos de preservar la salud y poder preservar empleos.