Editorial

lunes 26, julio 2021 • 12:00 am

Hay que avanzar con esas extradiciones Muchos de los delincuentes pedidos por EEUU -incluyendo el blue- han hecho mucho daño a la población aquí y a los migrantes salvadoreños en Estados Unidos.

Compartir

El gobierno estadounidense anunció en enero pasado que pediría la extradición de varios cabecillas de pandillas salvadoreños que han cometido delitos en territorio norteamericano. Entre esas peticiones de extradición sobresale el caso de Armando Eliú Melgar Días, alias “Blue”.

En un caso inédito, las autoridades norteamericanas presentaron en un tribunal de Nueva York una acusación contra 14 de los cabecillas de mayor rango de la MS-13  en el mundo, conocidos como la Ranfla Nacional, la cual funcionaba como la Junta Directiva de la Organización y dirigió la violencia y la actividad delictiva de la MS-13 en todo el mundo durante casi dos décadas.

En el caso particular de Melgar Díaz, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, lo señala de dirigir unas 20 clicas de la MS13 en los Estados Unidos, incluso en Virginia, Maryland, Carolina del Norte, Tennessee, Texas, Nueva York, Massachusetts, Nueva Jersey, California, Ohio, Rhode Island, Oklahoma, Luisiana y el Distrito de Columbia.

El pedido de extradición de este sujeto sufrió un repentino retraso en junio pasado y de ahí la insistencia estadounidense de demandar su entrega. El Salvador debería cumplir con la extradición de todos estos cabecillas pandilleriles que tanto daño han causado tanto en El Salvador como en Estados Unidos y otras partes del mundo. Hay que recordar que muchas de sus víctimas en Estados Unidos también son migrantes salvadoreños que se ven acosados, amenazados y hasta asesinados por estas bandas.

Extraditarlos ayudará a limpiar el país de este flagelo que tanto daño nos causa a diario en nuestras comunidades.