Editorial

lunes 23, julio 2018 • 12:00 am

Hay candidatos a CSJ que jamás deben ser electos

Compartir

Las negociaciones para elegir a los magistrados a la Corte Suprema de Justicia parecen seguir estancadas. Es evidente que los partidos políticos no se ponen de acuerdo debido a que hay nombres de incondicionales de algunas fuerzas políticas, que buscan empujar, y que son vetados por otras fracciones legislativas.

Más allá de esas negociaciones, que son una tentación para los repartos partidarios, la ciudadanía ha contemplado estupefacta cómo aparecen algunos de esos candidatos a magistrados con un apoyo inexplicable, gentes cuestionadas por su trayectoria pública o porque simplemente carecen de las capacidades y de la probidad necesarias para tan altas dignidades.

La explicación es que los partidos políticos no están analizando capacidades ni trayectorias impecables sino que están en busca de repartos políticos para tener incondicionales en la Sala de lo Constitucional, que no les causen los dolores de cabeza que los magistrados salientes les provocaron, debido a su independencia y su capacidad.

Sería un grave retroceso elegir a magistrados sometidos a la partidocracia, que tengan pactos oscuros o promesas bajo la mesa y mucho peor si se tratara de la manipulación de casos en la Sección de Probidad. El país no se puede dar el lujo de esos retrocesos, miremos el espejo de nuestros vecinos para entender los peligros.