La joven pareja había desaparecido desde el martes pasado. / Cortesía

Nacionales

Hallan muertos a pareja de jóvenes en San Rafael Cedros

Enrique García

viernes 27, julio 2018 • 12:01 am

Compartir

Una joven pareja originaria de Cojutepeque, en el departamento de Cuscatlán, fue encontrada muerta al interior de un vehículo, según la información fiscal y policial.

El hallazgo de los cuerpos ocurrió al interior del vehículo P772154, en el carril de oriente a poniente, en el kilómetro 41 de la carretera Panamericana, en jurisdicción de San Rafael Cedros, siempre en el departamento de Cuscatlán.

Se trata del empleado bancario Salomón Isaac Alfaro Rivas, de 22 años de edad y Osiris Marlene Torres Martínez, de 25, residentes en la calle La Palma, de esa cabecera departamental.

El Documento de Identidad Personal (Dui) de la mujer fue encontrado junto al cadáver, luego llegaron familiares a identificarlos, de acuerdo a la información policial.

Los cadáveres estaban amarrados de manos y pies y con golpes en diferentes partes del cuerpo, provocados con objetos contusos. El cuerpo de la mujer estaba en los asientos, mientras que el hombre fue encontrado en el baúl.

Fiscales y policías procesaron la escena por varias horas, en busca de pistas que lleven a indagar las causas del doble crimen. Incluso llegaron técnicos de la División de Armas y Explosivos (DAE), ante sospechas de un explosivo, luego que unas cuerdas estaban amarradas con un teléfono.


La pareja era buscada desde el martes 24, según publicaciones de familiares y amigos en las redes sociales. Ese día las autoridades procesaron 16 homicidios en todo el país.

A principios del mes, una mujer de 68 años, originaria de Cojutepeque, fue encontrada muerta en una milpa de San Esteban Catarina, San Vicente; supuestamente, la mujer era comerciante y había sido privada de libertad cuando salía del mercado de la cabecera departamental de Cojutepeque.

Ayer, la Fiscalía General  había procesado cinco escenas de homicidios, en menos de 24 horas. Un cobrador de microbuses fue asesinado en la colonia El Matazano, de Ilopango; el resto en San Jósé Villanueva, el Puerto de La Libertad, Quezaltepeque,  San Julián, Sonsonate, y en Santa Ana.