El explosivo fue encontrado entre plantas de maíz en el huerto escolar. / Enrique García

Nacionales

Hallan explosivo en huerto escolar de San Juan Opico

Enrique García

martes 24, julio 2018 • 12:01 am

Compartir

Un pertrecho de guerra de alto poder explosivo puso en peligro la vida de 505 alumnos de la escuela caserío La Esperanza, conocida como escuela Tzuchi, por estar situada en la Villa Tzuchi, en San Juan Opico, La Libertad.

Se trataría de un lanza morteros, calibre 81 milímetros, con un poder de destrucción en un radio de 500 metros, y  es lanzada desde un cañón conocido como lanza morteros.

Una maestra confirmó que  el pasado jueves alumnos de noveno grado encontraron la bomba tipo “papaya” cuando buscaban piedras volcánicas para el huerto escolar, en El Playón.

Supuestamente, sin consultar a la maestra que los acompaña, optaron por llevar el pertrecho de guerra al interior  de la referida escuela.

Ahí pasó escondido en unas plantas de maíz, y fue descubierta hasta ayer en las primeras horas de la mañana,  que se corrió el “rumor” de la presencia de una bomba en la escuela.

Los maestros alertaron a la Policía Nacional Civil para que llegaran a inspeccionar y simultáneamente optaron por suspender las clases, aseguró una vocero del centro educativo.

“Hasta ahora (ayer) nos percatamos que había una bomba adentro de la escuela, pero vinieron los policías y se la llevaron”, manifestó.

Los agentes acordonaron la escena, mientras llegaban técnicos de la División de Armas y Explosivos (DAE), que luego de un procedimiento de una hora, se llevaron el artefacto a la zona de Changallo, en Ilopango, donde habría sido  detonado.

Un agente de la PNC con más de 20 años de pertenecer a la corporación dijo que la bomba estaba en perfectas condiciones y que de “milagro”, los alumnos no golpearon una de las puntas donde se encuentra el fulminante detonador, “hubiese sido una desgracia”, declaró.

El agente recordó que hubo un “desminado” en la zona de El Playón, tras el conflicto armado, pero no descarta que hubiesen más bombas en la lava volcánica.

Supone que la bomba que encontraron los estudiantes, pertenezca a una de las partes en contienda, durante la guerra.

Un comunicado de la corporación dijo que se trató de un pertrecho de guerra antigua y que no se puso en peligro la vida de la comunidad educativa.

La vocero de la escuela comentó que sí se puso en peligro la vida de los alumnos y maestros, aunque supone que fue por “travesura” que la llevaron a la escuela.

La DAE hará un registro en El Playón en la búsqueda de más artefactos explosivos, actualmente, vestigios del conflicto armado finalizado en 1992 con la firma de los Acuerdos de Paz.