AFP

El Mundo

Haití condena declaraciones "racistas" de Trump que dice migrantes son riesgo de propagación del sida

AFP con edición de Javier Maldonado

sábado 9, octubre 2021 • 12:20 pm

Compartir

Haití denunció el sábado las declaraciones "racistas" del expresidente estadounidense Donald Trump, quien aseguró que la entrada de migrantes de ese país a Estados Unidos pone en peligro a los estadounidenses ante la pandemia del sida.

"Haití tiene un gran problema con el sida. Muchas de estas personas probablemente tienen sida, vienen a nuestro país y no hacemos nada", dijo el exmandatario a Fox News. "Es como un deseo de muerte para nuestro país".

Según datos del Banco Mundial, la prevalencia del VIH en el país caribeño ha ido disminuyendo constantemente durante los últimos 15 años y ahora se estima en el 1,9% de la población de 15 a 49 años.

La embajada de Haití en Washington condenó las "declaraciones racistas y sin fundamento sobre los migrantes haitianos, en particular, y la población haitiana en general, del señor Donald J. Trump".

"Estos viles comentarios sólo tienen como objetivo sembrar el odio y la discordia contra los migrantes", denunció la embajada en un comunicado.

La llegada, a mediados de septiembre, de más de 30.000 migrantes, en su mayoría haitianos, a la frontera entre México y Texas generó fuertes críticas al gobierno de Joe Biden de parte del Partido Republicano, que acusó al presidente de haber flexibilizado las políticas migratorias de Trump.


En menos de tres semanas, más de 7.500 migrantes haitianos, 20% de ellos niños, fueron expulsados por los servicios de migración de Estados Unidos, que fletaron 70 aviones hacia la capital, Puerto Príncipe, y Cabo Haitiano, la segunda ciudad del país.

La embajada de Haití en Washington consideró también que "la gente civilizada (...) no debe permanecer indiferente ante esta enésima denigración del pueblo haitiano por parte del expresidente Trump".

En una reunión privada en enero de 2018, el entonces jefe de Estado estadounidense había calificado a Haití y a varias naciones africanas como "países de mierda".