La flota de vehículos de Aduanas e Impuestos Internos asciende a 90 tras la última entrega, indicó Zelaya. /Foto: Secretaría de Prensa.

Economía

Hacienda entrega flota de 77 vehículos para la segunda fase de plan antievasión Los pick ups, camiones y microbuses entregados a auditores fueron costeados a través de un préstamo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), aprobado por la Asamblea Legislativa en 2018.

Gabriela Villarroel

martes 27, abril 2021 • 5:41 pm

Compartir

El Ministerio de Hacienda entregó una flota de 77 vehículos nuevos para auditores y oficiales de aduana que, según el Gobierno, forman parte de la segunda fase del Plan Antievasión que ejecuta el fisco desde octubre 2020.

El ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, aseguró que la nueva flota de automóviles fortalecerá a los auditores de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) y a los oficiales de la Dirección General de Aduanas (DGA), "para continuar combatiendo la evasión fiscal y el contrabando en el país".

En total, el servicio de transporte estará disponible para unos 800 miembros del personal de fiscalización del Gobierno. Los vehículos se suman, además, a los 13 vehículos entregados durante 2020 al equipo de auditoría, elevando la flota de Hacienda a unos 90 autos.

En la primera fase de este plan entregamos 1,200 equipos a nuestra fuerza operativa y 90 equipos de transporte que se han convertido en más de $300 millones recuperados". Alejandro Zelaya, ministro de Hacienda.

La nueva flota está compuesta por 52 pick up doble cabina 4x4; dos pick up cabina sencilla 4x4; tres camiones de 2.0 toneladas y 20 microbuses. Con estos vehículos, según Zelaya, los auditores y oficiales serán desplegados a nivel nacional para "apoyar las labores de verificación tributaria y estrategias aduaneras".

Zelaya aseguró que el Plan Antievasión del Gobierno, iniciado en octubre de 2020, ha logrado recuperar unos $300 millones en impuestos al fisco; además de unos $71 millones al contar los avisos presentados ante la Fiscalía General de la República (FGR).


¿Cómo se financiaron los vehículos?

Aunque el Ministerio de Hacienda no detalló el costo total de estos vehículos; el Gobierno informó que fueron adquiridos como parte del Programa para el Fortalecimiento de la Administración Tributaria y Aduanera, financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

De acuerdo con información disponible en la página web del BID, este programa forma parte de un préstamo de $30 millones aprobado por la Asamblea Legislativa en 2018, que tiene como fin la modernización de los servicios de aduanas e impuestos internos.

Según el contrato de préstamo suscrito por El Salvador, el Gobierno destinaría los fondos a tres componentes básicos:

  • Gestión de Tributos Internos - $13.46 millones
    La mejora de la gestión de tributos internos estaba valorada en $13.46 millones, y según el contrato, incluye la implementación del Sistema Integrado de Consolidación de Información
    Tributaria; la adecuación de Sistemas de Impuestos Internos y Aduanas, DGII; y la implementación de la Factura Electrónica.
  • Gestión de Tributos Aduaneros - $3.87 millones
    La mejora de la gestión de Tributos Aduaneros está valorada en $3.87 millones, e incluye cambios como el procesamiento electrónico obligatorio de los manifiestos de carga; la funcionalidad del SIDUNEA World ─programa aduanero─, así como implementación completa de pagos electrónicos de tributo aduanero en línea.
  • Fortalecer Viceministerio de Ingresos - $9.95 millones
    Este componente incluye la mejora de la infraestructura tecnológica y de la gestión de la información ─con el fortalecimiento de un portal único con todos los aplicativos y declaraciones en línea con la utilización del código de barras─; y fortalecimiento del Viceministro de Ingresos a través de un programa permanente de capacitación y de evaluación de desempeño para los funcionarios de todas las dependencias del VMI.
  • Administración - $2.5 millones
    Apoyo técnico y gerencial de ejecución al VMI, la designación y funcionamiento de una Unidad Coordinadora del Programa (UCP), así como costos de informes e imprevistos.