Economía

Hacienda descarta desdolarizar la economía por crisis fiscal La entidad controladora de las finanzas públicas aseguró que la propuesta sería “catastrófica”.

Redacción DEM

viernes 30, octubre 2020 • 3:30 am

Compartir

Como “catastrófica” calificó Alejandro Zelaya, ministro de Hacienda, la propuesta de desdolarizar la economía salvadoreña por la crisis fiscal que se enfrenta ante la pandemia del covid-19 y aseguró que el Gobierno no tiene en análisis retirar el dólar como moneda de circulación.

Zelaya aseguró que el tema no se ha discutido con organismos multilaterales, ni con empresarios, sino que la propuesta más bien es una “marcada actitud” de los adversarios.

“Un no rotundo, no hay reuniones, yo soy el gobernador suplente del Fondo Monetario Internacional (FMI) que es el organismo que vigila las políticas monetarias y políticas fiscales de los países (…) En ningún momento se ha tenido reuniones y eso lo puedo asegurar con toda certeza, no se ha hablado del tema”, matizó ayer Zelaya en la entrevista de Frente a Frente, de Telecorporación Salvadoreña (TCS).

19AñosEl Salvador adoptó el dólar como moneda hace 19 años, en 2021.
$600MillonesEconomistas estiman sobreestimación de ingresos tributarios.

A finales de la década de 1990 se popularizó la dolarización y, en 2001, El Salvador adoptó el dólar de Estados Unidos como moneda oficial. Esta decisión implicó que el país renunció a una política monetaria o cambiaria, volviéndolo más dependiente de Estados Unidos.

Para mantener la economía dolarizada deben ingresar dólares a través de préstamos, inversión extranjera directa, las remesas o vínculos comerciales (exportaciones), pues El Salvador no puede producir el dinero que circula. Con la pandemia, estos ingresos sufrieron drásticas caídas mientras que la situación fiscal se deterioró, lo que empujó la idea en los países dolarizados de una eventual desdolarización.


El rechazo a retirar la circulación del dólar no es nuevo. En junio, el entonces ministro de Hacienda, Nelson Fuentes, aseguró que “ni por un segundo” era considerada la idea en la administración.

No se está platicando ni se está planificando desdolarizar, sería catastrófico (…) En ningún momento se ha tenido reuniones”.
Alejandro Zelaya
Ministro de Hacienda

Descarta impuestos.

Ante un deterioro en las finanzas públicas toma fuerza un ajuste fiscal, que puede realizarse a través de aumentar ingresos (más o nuevos impuestos) o recortando el gasto público.

El ministro de Hacienda reiteró ayer que el Ejecutivo no tiene planeado aumentar impuestos porque sería “pegarle un balazo en el pie a la economía salvadoreña”. “A penas estamos empezando a andar, sería tirarle un tiro en el pie en este momento, emitir un aumento a cualquier tipo de impuesto”, indicó.

Con la entrega del anteproyecto del Presupuesto General de la Nación de 2021, que plantea un crecimiento de ingresos tributarios, economistas advirtieron que las proyecciones están sobreestimadas ante el impacto de la pandemia en al menos $600 millones y alertan que para alcanzar la meta se podría aumentar impuestos o pedir más financiamiento de deuda.

CONTRA

  • CRÍTICA: Una investigación del BCR de 2012 encontró que la dolarización genera mayor volatilidad del producto (por la ausencia del tipo de cambio para estabilizar ciclos económicos) y un menor manejo de la situación fiscal.
  • BAJO CRECIMIENTO: Se sostiene que la dolarización no permitió que El Salvador lograra tasas de crecimiento más aceleradas que el resto de la región, aunque mantuvo un patrón estable. Cuando hay crisis, como el covid-19, su manejo de respuesta es limitado.

A FAVOR

  • INTERÉS: La dolarización redujo las tasas de interés y generó ahorros para el sector público y privado. Esto, según un análisis del FMI de 2011, responde a que la política monetaria de Estados Unidos está más calibrada respecto a El Salvador.
  • INTEGRACIÓN: Ya que El Salvador adaptó el dólar estadounidense, le permitió mayor integración comercial y se consolidó como principal socio para las exportaciones salvadoreñas. Además, se tiene ingresos por el flujo de remesas familiares.