Ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, durante el lanzamiento de programa "Inspectores Fiscales Sin Frontera", este 6 de julio. /Foto: Ministerio de Hacienda.

Economía

Hacienda buscará fondos para financiar el aumento al salario mínimo El ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, aseguró que el Gobierno subsidiará el incremento salarial con dinero del Fondo General de la Nación; pero aún no está claro qué gastos podrían recortarse o reorientarse.

Gabriela Villarroel

lunes 5, julio 2021 • 12:24 pm

Compartir

El ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, aclaró este lunes que el Gobierno de El Salvador aún está en búsqueda de los fondos necesarios para financiar el aumento del 20 % al salario mínimo, a través de un fideicomiso del Banco de Desarrollo de El Salvador (Bandesal).

La noche del 2 de julio, el Consejo Nacional del Salario Mínimo (CNSM) aprobó un incremento de 20 % al pago mínimo que reciben los trabajadores del sector formal de la economía. Sin embargo, según detalló Zelaya, el Gobierno financiará el aumento con un subsidio de $100 millones a micro y pequeñas empresas (mipymes).

No obstante, aún no existe certeza de cómo se conseguirán estos $100 millones o de qué partida específica se recortará para reunir los fondos necesarios para el aumento.

En la entrevista Diálogo 21, Zelaya confirmó que aún "estamos buscando" cómo se pagará la propuesta del presidente Nayib Bukele, aunque se prevé que sea del Fondo General de la Nación.

Lo estamos buscando. Hay que recordar que el Presupuesto General de la Nación realmente es una sola masa, ¿por qué? Porque el dinero es fungible. Entonces, evidentemente, como es una estrategia propia de país, lo fondearemos del Fondo General de la Nación. Alejandro Zelaya, ministro de Hacienda. 

El ministro adelantó que será con dinero del Fondo General de la Nación, y descartó que se busque adquirir nueva deuda. Dijo, sin embargo, que si fuera nueva deuda, "es algo para ayudar a la economía familiar y para ayudar a las economías de las empresas". 


¿Cómo funcionará el subsidio?

Con el ajuste salarial, activo desde el 1 de agosto, unos 522,000 trabajadores del sector comercio, servicios y agropecuario, recibirán un aumento en sus salarios.

El aumento fue avalado por el CNSM apenas un día después del anuncio de la propuesta emanada de la presidencia de la República. Según el ministro de Trabajo y Previsión Social, Rolando Castro.

Citado por la Secretaría de Prensa de la Presidencia en su cuenta en Twitter, Castro dijo que el Consejo "analizó siete propuestas de los sectores, más la propuesta gubernamental", pero la anunciada por Bukele, con un aumento del 20 %, fue la elegida.

Según explicó Zelaya hoy, todas las micro y pequeñas empresas con 1 a 100 empleados, que paguen su planilla, serán beneficiarias de un subsidio para poder pagar el aumento de salario a sus empleados.

La cobertura está garantizada para todas aquellas empresas que tengan de 1 a 100 empleados en su nómina y que realicen el trámite de acreditación en Bandesal. Apartir de esa acreditación, Bandesal empezará a desembolsar”. Alejandro Zelaya, ministro de Hacienda. 

Aumento provocará inflación.

Según advirtió el ministro de Hacienda, El Salvador se verá afectado por la inflación a nivel internacional: los países ricos emitirán más moneda para paliar los efectos por la crisis del covid-19, mientras que el plan fiscal de Estados Unidos prevé aumentar la circulación de dólares.

Estos planes de rescate financiero más la emisión de moneda, lo que van a provocar es una inflación a nivel mundial. Para paliar un poco los efectos de esta inflación, el presidente tomó a bien incrementar el salario mínimo". Alejandro Zelaya, ministro de Hacienda. 

Sin embargo, Zelaya reconoció que el aumento al salario mínimo provocará aún más inflación en El Salvador. Para contrarrestarlo, dijo, se entregará el subsidio a las microempresas, y se distribuirán más de 2.1 millones de "paquetes solidarios" con víveres para las familias salvadoreñas.

De acuerdo al plan de Gobierno, esto "reducirá la demanda de bienes" por parte de la población, lo que se traducirá en mayor disponibilidad de efectivo en las familias, para otro tipo de gastos. El plan no tomó en cuenta la producción nacional, por lo que recibió numerosas críticas por parte de la oposición y economistas.