En 2020,, el comercio electrónico se expandió como una alternativa para vender ante las restricciones de movilidad por la pandemia.

Economía

Hacienda busca recuperar $60 millones en impuestos no declarados en comercio digital El Ministerio de Hacienda prepara un plan de fiscalización para que los comercios electrónicos contribuyan con IVA y renta.

Uveli Alemán

martes 1, junio 2021 • 4:15 am

Compartir

El Ministerio de Hacienda espera recuperar entre $50 y $60 millones en impuestos no declarados en las operaciones de comercio electrónico.

Alejandro Zelaya, ministro de Hacienda, aseguró ayer que prepara un plan de fiscalización para que los negocios bajo la modalidad de comercio electrónico contribuyan al fisco con el pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y el Impuesto a la Renta (ISR).

“Podríamos estar buscando entre unos $50 y $60 millones; si se compara con los $,1,500 o $2,000 millones de evasión que se pierden al año tal vez no sea tan importante, pero lo importantes es mandar el mensaje de igualdad tributaria”, señaló Zelaya en la entrevista de Frente a Frente, de Telecorporación Salvadoreña (TCS).

El comercio electrónico -conocido como e-commerce- tomó auge en 2020 debido a las restricciones de movilidad por la pandemia del covid-19. Varios negocios que tienen sus tiendas en físico migraron a esta modalidad y también surgieron nuevos negocios.

$60MillonesEn impuestos no declarados en operaciones de comercio electrónico, según cálculos del Ministerio de Hacienda.

Zelaya aseguró que con el rubro de las plataformas que ofrecen servicio de entregas a domicilio “casi no tenemos problema” porque disponen de pasarela de pago. En esta modalidad el usuario ordena, por lo general alimentos, y recibe facturación por la compra de productos e incluso permite el uso de tarjetas .

Sin embargo, continúo explicando, hay comercios que no reportan el mismo nivel de actividad o facturación de sus tiendas en físico y en línea porque “aducen que esa operación no quedó registrada y pueden quedarse tranquilos sin que nadie los vaya a revisar”.


El cobro de impuestos no declarados a los comercios electrónicos es parte de las propuestas que Hacienda contempla para aumentar los ingresos en el marco de las negociaciones de un programa crediticio con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

¿Qué representa el comercio electrónico?

La Defensoría del Consumidor reporta que a la fecha más de 9,496 negocios se encuentran activos en la modalidad de comercio electrónico. La mayoría se dedica a la venta de prendas de vestir seguido de alimentos y bebidas, aunque también despuntan las tiendas de departamentos, servicios financieros, equipos informáticos, cosméticos, así como turismo y transporte aéreo, vehículos y entregas.

Por su lado, una reciente investigación de la Superintendencia de Competencia reveló que solo las plataformas digitales de entrega a domicilio movilizaron cerca de $25 millones en pedidos al cierre de 2020. Este rubro representa el 11.2 % del Producto Interno Bruto (PIB) de información y comunicaciones, con datos a 2019.

Hacienda aseguró que la fiscalización no se centrará en pequeños negocios que generan ventas esporádicas en redes sociales sino en comercios que actividad comercial habitual. Reiteró además que no se trata de nuevos impuestos, sino que “todos paguen lo que deben pagar y yo creo que nadie esté a favor de defender un evasor de impuestos”.

El comercio electrónico se ha vuelto un foco de evasión fiscal en muchos países y El Salvador no es la excepción. Es decir, muchos negocios están comerciando a nivel electrónico y no están pagando IVA, y ese IVA hay que pagarlo como lo pagaría un negocio que atiende físico”.
Alejandro Zelaya
Ministro de Hacienda

El Salvador negocia un acuerdo crediticio de hasta $1,300 millones con el FMI.

Hacienda mantiene negociación para un acuerdo con FMI

Por otro lado, el ministro de Hacienda aseguró que las negociaciones que sostiene El Salvador con el Fondo Monetario Internacional se mantienen “viento en popa”, y descartó que haya estancamiento o presiones por parte del organismo, a pesar de la tensión con Estados Unidos.

Según Zelaya, el retraso en la firma del acuerdo responde a una revisión del desempeño de la economía salvadoreña que inició el FMI en El Salvador. Se trata de una evaluación periódica hecha a todos los Estados miembros del Fondo, conocida como Consulta del Artículo IV.

Además, reiteró que no se contempla un incremento al IVA en el marco de las negociaciones con el FMI, sino que “hemos tratado temas de combate a la evasión fiscal y mejora en la recaudación tributaria”.