La Selección Nacional antes del juego clasificatorio./DEM

Deportes

Hace 50 años la Selecta clasificó al Mundial México 70 Entre una de las 16 mejores selecciones del mundo.

Redacción DEM

jueves 27, junio 2019 • 11:05 am

Compartir

 

La historia de la Selección Nacional de Fútbol -la Selecta como cariñosamente la conocemos- no siempre fue tan decepcionante como hemos visto en los resultados recientes. Hace exactamente 50 años, el 27 de junio de 1969, la Selecta clasificaba al Mundial de México 70 entre las mejores 16 selecciones del mundo, tras derrotar precisamente a Honduras 3-2 en el Estadio Azteca de la capital mexicana.

Con dos goles de Juan Ramón (Mon) Martínez y uno de Pipo Rodríguez, la Selección Nacional se consagraba en aquel juego nocturno que despertó un júbilo inédito en todo el país.

El triunfo no fue fácil, ya que el seleccionado hondureño también se desplegó a gran altura, pretendiendo mantener una hegemonía de cancha, según narran las crónicas de Diario El Mundo en su edición del 28 de junio de 1969.

El Salvador abrió el marcador a los ocho minutos con gol de Mon Martínez. A los 27, el hondureño Chula Gómez, en perfecta chilena y de espaldas al arco salvadoreño empataba.

Dos minutos después, el mismo Mon Martínez, tras eludir a Dick y Welch, enfiló al marco hondureño para adelantarse  2-1, pero en el minuto 50, Chula Gómez empató de nuevo por Honduras a dos goles.


Con el empate a dos goles que prevaleció  hasta los 90 minutos, los salvadoreños ganaban la clasificación, pero hubo dos tiempos extras para definir el juego en el minuto 100, Pipo Rodríguez anotó el gol que selló la clasificación y el triunfo sobre Honduras.

En esa época, solo 16 selecciones del mundo participaban en las Copas Mundiales de la FIFA.

Pipo Rodríguez, cargado por aficionados a su llegada al aeropuerto de Ilopango el 29 de junio de 1969./DEM

 

Pipo Rodríguez recibió una pelota de Elmer Acevedo que clavó en el pórtico hondureño de Jaime Varela.

En México, unos cinco mil salvadoreños que fueron para presenciar el partido estallaron de emoción.

Aficionados salvadoreños en el Estadio Azteca/DEM

 

En el país, el triunfo y la clasificación mundialista generó un júbilo desbordante, un ruido ensordecedor de petardos y claxon de automóviles mantuvo a la ciudad bajo los efectos de una euforia que se prolongó hasta después de medianoche y lo mismo sucedió en otras ciudades y poblaciones del interior del país. 

En algunos pueblos, las campanas de los pueblos fueron echadas a rebato, según reseña la crónica de Diario El Mundo.

La portada de Diario El Mundo del 28 de junio de 1969.

El domingo siguiente, los salvadoreños fueron recibidos en el aeropuerto de Ilopango como héroes nacionales. Pipo Rodríguez fue cargado por la afición que se preparaba entonces para ver a su Selecta en el Mundial del año siguiente en México.