El papa Juan Pablo II junto al presidente Armando Calderón Sol (izq) y la primera dama Elizabeth de Calderón (der) el 8 de febrero de 1996.

Nacionales

Hace 22 años, el papa Juan Pablo II visitó el país por segunda vez

Álvaro Cruz Rojas

jueves 8, febrero 2018 • 6:00 am

Compartir

 

Hoy se cumplen 22 años de la segunda visita del papa Juan Pablo II a El Salvador. Una visita que paralizó al país, lo llenó de emoción y congregó a centenares de miles tanto en su recorrido como en la misa que celebró.

El papa Juan Pablo II arribó al país a las 9:15 de la mañana del 8 de febrero de 1996 procedente de Guatemala, en un avión de la aerolínea Aviateca que aterrizó en el aeropuerto de Ilopango.

"Señoras y señores, bendito el que viene en nombre del Señor", dijo la voz del maestro de ceremonias, al asomarse a la puerta del avión y las 11 horas que duró la visita habían iniciado.

El papa bendijo a unos niños y fue recibido por el presidente Armando Calderón Sol y la primera dama, Elizabeth de Calderón.

"En nombre del pueblo salvadoreño, tenemos el privilegio de expresarle a su santidad nuestro cálido saludo de bienvenida a esta tierra que, por un designio divino, lleva el nombre glorioso de El Salvador", le dijo el presidente Calderón Sol.


El mensaje del pontífice fue un profundo llamado a la reconciliación nacional.

El papa Juan Pablo II saluda a los salvadoreños al arribar al aeropuerto de Ilopango.

"Como Vicario de Cristo, os reitero su mensaje que es un llamado constante a la paz, la reconciliación, el amor y la concordia, a la solidaridad y la justicia", dijo el papa, hoy convertido en santo de la Iglesia Católica.

El pontífice polaco recordó su primera visita de 1983, en medio del fragor bélico que vivía el país: "Cuando os visité la primera vez, fui testigo del sufrimiento de un pueblo desgarrado por el dolor de la guerra fratricida que sembraba muerte, violencia, divisiones, rencores, viudez y orfandad. Por ello invité a recorrer el camino del diálogo sincero y constructivo"

Y luego alabó el fin de la guerra:

"Siento pues una gran alegría al constatar que las armas de las partes enfrentadas han callado definitivamente y que todos están interesados en poner en práctica los acuerdos alcanzados, por eso he venido nuevamente entre vosotros para proclamar una vez más a Jesucristo que se por ser el único camino de la paz, llama a todos a una sincera reconciliación nacional"

El entonces alcalde Mario Valiente le entregó las llaves de la ciudad y lo declaró Huésped de honor. Luego iniciaría un largo recorrido que incluyó la hoy Alameda Juan Pablo II, donde era ovacionado y saludado por miles de feligreses en el trayecto.

 

El papa sostuvo una reunión privada con el presidente Calderón Sol y saludó a la familia presidencial. También visitó la tumba del hoy beato Óscar Arnulfo Romero en la catedral Metropolitana y oró ante sus restos.

https://www.youtube.com/watch?v=cZyCMBlZzuo

La misa se celebró en la entonces Urbanización Siglo XXI, una explanada al oriente de Metrocentro donde hoy está la sucursal del Banco Cuscatlán, Sertracen y Pricesmart y que llega hasta  la 25 avenida Norte

Se calcula que Medio millón de feligreses acudieron a la misa papal.

El pontífice partió a poco después de las 8 de la noche de aquel 8 de febrero. Juan Pablo II incluyó al país en una gira que lo llevó también Guatemala y Nicaragua y que concluyó en Venezuela.