Economía

Hábitos de consumo en El Salvador regresan a niveles prepandemia El ajuste ocurre tras la explosión de compras de altos volúmenes empujadas por las restricciones de movilidad.

José A. Barrera

lunes 15, noviembre 2021 • 4:15 am

Compartir

En 2020, la llegada de la pandemia del covid-19 generó un terremoto en los hábitos de consumo de la población. Esto se reflejó en menos visitas a los comercios, mayores tickets por compra y preferencia por presentaciones más grandes.

Vivian Gálvez, gerente país de la división Worldpanel de la consultora de mercados Kantar para Centroamérica, explicó que el consumo en

El Salvador sigue robusto, pero que ha comenzado a dejar de lado las grandes compras por visita.

Según datos del Consumer Insights 2021 de Kantar, a septiembre de 2021, la frecuencia de las compras aumenta, algo que alienta la demanda de presentaciones económicas (más pequeñas).

En El Salvador y Guatemala empieza a cobrar relevancia las presentaciones pequeñas en el canal tradicional, mientras en Panamá seguimos viendo un repunte y relevancia de empaques más grandes”.
Vivian Gálvez
Gerente país de Kantar Worldpanel


La especialista añade que en  los países del norte de Centroamérica (Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua) el mayor crecimiento en el volumen de ventas proviene del canal tradicional, el cual incluye panaderías, minimercados, mercados, supermercados independientes y los clubes de compras; sin embargo, comienzan a dibujarse retos para el formato de supermercados y el de comercio electrónico que ya ve un freno en su desempeño.

Remesas y consumo.

La economía salvadoreña es -después de Panamá- la que tendrá el mayor crecimiento porcentual en Centroamérica en 2021 (9 % según la previsión del Banco Central de Reserva)  y es, junto a Guatemala y Honduras, el mercado donde más crece el flujo de remesas familiares.

$7De cada $10Dólares gastados en la región se usan para la compra de comestibles básicos, según el estudio.

Los envíos, por su parte, se consolidan como motor del consumo y un soporte para enfrentar otros desafíos de la etapa de reactivación.

Gálvez dijo que el crecimiento del flujo de remesas familiares -de más del 30 %- permite que veamos una canasta de consumo en saldos positivos, a pesar de los retos que hay como el desempleo y el aumento de precios derivado de la crisis logística internacional.

El estudio de Kantar también detalla que en la medida que los apoyos para las familias con menos ingresos, como subsidios o donativos, empiezan a mermar sus consumos mejoran, algo que también impulsa la demanda de productos en presentaciones más económicas.

Según estimaciones de Kantar, seis de cada 10 hogares en la región recibió algún tipo de ayuda para afrontar la crisis económica derivada de la pandemia del covid-19, ayudas que se espera comiencen a ser retiradas en la medida que el desempeño de las economías se recupere.

Panorama de la demanda de los consumidores salvadoreños

Tras un año en el que las cuarentenas modificaron las rutinas de compra, la recuperación de la economía y un avance de la vacunación influyen en un regreso a la normalidad.

  1. Más demanda: productos “ayudantes culinarios”, agua envasada, salsas líquidas, snacks salados y enjuague bucal lideran la demanda en septiembre de 2021.
  2. Demanda a la baja: a casi dos años del inicio de la pandemia, en El Salvador se reduce la demanda de pastas, atún, modificadores de leche, colados y leche evaporada.
  3. Efecto vacuna: el aumento de la cobertura de la vacunación incide en la recuperación de otras categorías frenadas por la emergencia el año pasado.
  4. Perfil de compra: en El Salvador los compradores realizan más viajes para recoger pocos ítems, con artículos de menor tamaño y conveniencia.