El director del Instituto de Derechos Humanos de la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas” (UCA), José María Tojeira, cree que este Gobierno ha sido más efectivo que los anteriores, sobre todo en sus decisiones ejecutivas; sin embargo, señala fuertes retrocesos en la democracia y la institucionalidad. Invita a los salvadoreños a exigir al Gobierno que funcionen bien las instituciones, “no al capricho de unos pocos”. Cree que el Gobierno sí se debe preocupar por la lista Engel y prevé un aislamiento. También exhorta a los salvadoreños que confían en el presidente a pedirle que cumpla sus promesas y sea sensato.

Política

“Ha habido avances, pero en el sistema democrático, atrasos fuertes” A los salvadoreños que confían en el presidente Nayib Bukele, el sacerdote los exhorta a pedirle que cumpla sus promesas y que tenga sensatez.

Jessica Merlos / Yolanda Magaña

lunes 19, julio 2021 • 5:00 am

Compartir

El director del Instituto de Derechos Humanos de la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas” (UCA), José María Tojeira, cree que este Gobierno ha sido más efectivo que los anteriores, sobre todo en sus decisiones ejecutivas; sin embargo, señala fuertes retrocesos en la democracia y la institucionalidad. Invita a los salvadoreños a exigir al Gobierno que funcionen bien las instituciones, “no al capricho de unos pocos”. Cree que el Gobierno sí se debe preocupar por la lista Engel y prevé un aislamiento. También exhorta a los salvadoreños que confían en el presidente a pedirle que cumpla sus promesas y sea sensato.

 

¿Ve avances en el país o ve más retrocesos?

Ha habido algunos avances en sistemas particulares del momento en que vivimos, por ejemplo, la organización de la vacunación ha sido buena y se ha avanzado, en Centroamérica estamos por encima de Costa Rica y Panamá, que son países que en los índices de desarrollo humano están por encima de nosotros, pero en el campo de la vacunación tenemos el 17.9 % de la población con la doble vacuna y Costa Rica tiene el 15.9 % y Panamá creo que anda por el 13 %, otros países como Guatemala, Honduras, están en un nivel muy bajo. En algunos aspectos este Gobierno ha hecho cosas con más rapidez, más eficacia, de lo que lo hacían otros, pero en lo que es el sistema democrático sí han tenido atrasos fuertes.

El autoritarismo ha ido creciendo, se ha ido negando el acceso a la información pública, se quiere negar más todavía. Hay en el campo de la justicia transicional un atraso total... Hay una resistencia a colaborar con el sistema judicial incluso muy fuerte y ha habido atentados contra la legalidad del país en la imposición de magistrados de la Corte Suprema y cambio de fiscal. En institucionalidad democrática hemos tenido un retroceso severo a favor de un autoritarismo presidencialista, pero sí hay que reconocer que algunas otras cosas, en el ámbito puramente ejecutivo, las han hecho mejor que gobiernos anteriores.

 


¿Los salvadoreños y la comunidad internacional están poniendo suficientes alarmas frente a esos retrocesos?

Frente al retroceso democrático sí creo que hay preocupación a nivel internacional. Lo que pasa es que es muy difícil presionar a un país que prácticamente ha tenido unas elecciones limpias y que aduce públicamente, con mucha propaganda, de que tenían derecho a hacer lo que hicieron; es falso, pero para los países en relación con El Salvador, les cuesta mucho decir ‘ustedes han violado la Constitución’, entonces, hay alertas, hay preocupación, pero no pasa de ahí, de la preocupación porque se mantienen ciertos cánones o estilos democráticos. Uno ve las agencias de las Naciones Unidas, de parte del Alto Comisionado de los Derechos Humanos ha habido protestas por la situación en el país, pero las otras agencias siguen funcionando normalmente e, incluso, pues, poniendo noticias de lo bien que colabora el Estado con ellos, que las Naciones Unidas tengan esa doble forma de trabajo, creo que a muchos países los desconcierta un poco…

Yo sí creo que es importante que el pueblo haga oír su voz en estos aspectos relativos a la democracia y en otros aspectos relativos al modo de proceder autoritarios, ruptura de estándares internacionales, se habla de hacer muchas cosas pero se abandonan otras totalmente, el sistema judicial ha tenido un atraso muy fuerte, hay mucho miedo en los jueces, hay pérdida de independencia judicial, la Fiscalía es muy servil en este momento, se están creando casos artificiales contra algunas personas acusándolas probablemente de delitos que no son exactamente los que han cometido si es que los han cometido.

Luego, una cerrazón a la información tremenda, han aumentado las desapariciones, la Policía ha tomado a veces actitudes violentas contra las personas, hay una serie de cosas que sí hay que detenerlas y quien las puede detener fundamentalmente es el pueblo salvadoreño. Hay gente que está contenta con las canastas alimenticias, en este tiempo de dificultad no es malo que se haga, al contrario, es bueno. Pero una cosa es tener pan y otra cosa hacer comportamientos que rayan lo intolerable.

Al revés, se está poniendo las instituciones, que deberían ser de control de la democracia, de control constitucional, al servicio del Ejecutivo. Hay que exigir que las instituciones funcionen no al capricho de unos pocos”.

¿Qué es lo que debería estar exigiendo la población al Ejecutivo?

Lo que hay que exigir es que funcionen bien las instituciones, precisamente, cuando se tiene un apoyo tan fuerte en el Legislativo, se puede tener más fuerza para hacer funcionar las instituciones y eso es lo que no vemos que esté pasando. Al revés, se está poniendo las instituciones, que deberían ser de control de la democracia, de control constitucional, al servicio del Ejecutivo. Hay que exigir que las instituciones funcionen no al capricho de unos pocos.

Hubo un intento por reformar la Ley de Acceso a la Información Pública, ¿cómo lo interpreta?

Es una barbaridad, el Gobierno está tratando de descubrir robos en las administraciones anteriores y está cerrando la puerta para que se puedan investigar posibles robos dentro del Gobierno actual, eso es una hipocresía y de una maldad antidemocrática total.

 

¿Cree que la publicación de la lista Engel ha hecho presión en el gobierno de El Salvador para provocar un giro?

Bueno, ellos dicen que no, no se les ha visto mucho giro, pero yo sí creo que tiene que preocuparles, porque en el mediano y largo plazo, en la medida en que Estados Unidos sea coherente con esa lista, con que de repente se amplíe un poco más y que eso trascienda a nivel internacional sí les va a crear un aislamiento un poquito fuerte.

 

¿Por qué cree que el Gobierno que se está aferrando al bitcoin?

La verdad que no lo sé. A mí me parece una locura y la locura empieza con la ley que han sacado como es volver moneda oficial del Estado una criptomoneda, han sacado una ley de dos páginas, ¿qué pretenden?, ¿lo van a dejar todo para los reglamentos?, tal vez por eso se dieron 90 días, da la impresión que fue una especie de capricho… Se van a encontrar con un lío muy grande, la criptomoneda en un país con una institucionalidad tan floja como la nuestra, es una ocasión estupenda para lavado de dinero, defraudar en el campo de los impuestos, etcétera. Entonces, a mí me parece una locura.

El tema de los sobresueldos siempre fue algo profundamente irregular e ilegal en la medida que no se declaraban a Hacienda, que haya una comisión que investigue esa situación y los salarios actuales, yo creo que sería bueno”.

¿Qué le diría a un salvadoreño que confía en el presidente y espera una lucha frontal contra la corrupción de Arena y FMLN?

Que le diga al presidente que cumpla sus promesas y que dé institucionalidad al país, no se trata de tomar venganza contra cualquiera, sino de encontrar realmente casos sólidos de corrupción en el país. Pretender que todo el que ha sido del FMLN es malo es absurdo porque el mismo Gobierno tiene en sus filas a gente de Nuevas Ideas que pertenecieron al FMLN y a Arena. Uno no se explica tanta satanización de los partidos anteriores cuando tienen un buen número dentro de su propio partido. Yo le diría: siga confiando en él y presione para que cumpla y sea sensato.

 

¿Qué opina de la comisión que investiga los sobresueldos?

El tema de los sobresueldos siempre fue algo profundamente irregular e ilegal en la medida que no se declaraban a Hacienda, que haya una comisión que investigue esa situación y los salarios actuales, yo creo que sería bueno.

 

El perfil

José María Tojeira, sacerdote jesuita y director del Idhuca

Profesión: Profesorado en Filosofía, licenciatura en Teología de la Universidad de Comillas, España.

Carrera: Dirigió el proceso legal del crimen contra los jesuitas cometido en noviembre de 1989. Fue rector de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA).