Nacionales

Gumarsal era el centro administrativo de las 32 sociedades vinculadas a estructura de “Chepe Diablo” Entre personas naturales y sociedades empresariales, la Fiscalía General de la República sostiene que se lavaron más de $500 millones, pero una pericia financiera encontró irregularidades que sumaban $132 millones. 

Jaime López

viernes 13, noviembre 2020 • 7:00 pm

Compartir

En el séptimo día de juicio contra la estructura de José Adán Salazar, alias "Chepe Diablo", declararon los investigadores que allanaron la alcaldía de Metapán, en Santa Ana, y Agroindustrias Gumarsal, en Ciudad Arce, La Libertad, el 4 de abril de 2017, donde Juan José Umaña Samayoa era el alcalde municipal y “Chepe Diablo” era el principal accionista de 32 sociedades empresariales que ahora son parte del juicio que desarrolla el Tribunal Segundo de Sentencia de San Salvador.

De acuerdo con las investigaciones de la Fiscalía General de la República, ambos son los cabecillas de una estructura de al menos nueve personas pertenecientes a dos grupos familiares de Metapán, cinco de ellos son enjuiciados por lavado de dinero y activos por más de $132 millones, mientras cuatro están ausentes en calidad de imputados rebeldes.

Agroindustria Gumarsal

Esta empresa de harinas y granos básicos está situada en el kilómetro 30 y medio de la carretera a Santa Ana, dijo uno de los investigadores en el juicio, que era el centro de operaciones administrativas de las 32 empresas, creadas según la Fiscalía para blanquear el capital que tenía origen ilícito.

En esas instalaciones no solo se procesan o se empacan los alimentos, ahí operan las oficinas de las 32 sociedades entre ellas Hoteles Salvadoreños, S.A de C.V. (HOTESA) Molinos San Juan, Arrocera San Pedro, Arrocera San Pablo, Transporte Dany, Empasa, entre otras, así como los registros de cinco sociedades que se crearon entre 2013 y 2016 en Panamá.

Esto quedó en el lugar pero bajo la custodia del Consejo Nacional de Administración de Bienes, fueron intervenidas por la unidad de Extinción de la Fiscalía, porque el proceso de extinción de dominio busca que no dejen de funcionar porque perderían el valor”, explicó el fiscal.


Por la magnitud de la operación que en Gumarsal se generaba, las autoridades decomisaron 74 cajas de evidencias que dan fundamento a la pericia financiera contable, principal prueba de Fiscalía para acusar a los Salazar Umaña y Umaña Samayoa.

Metapán

En otro procedimiento similar, la tarde del 4 de abril de 2017, un grupo de investigadores policiales y un fiscal arribaban a la alcaldía municipal de Metapán y en ausencia del edil Juan Umaña, el concejal solo identificado como Lemus los atendió y les abrió la puerta para que iniciaran una jornada de registros autorizado por el juez Tercero de Paz de San Salvador.

A partir de ese momento, unos 30 usuarios que realizaban diversos trámites municipales fueron despachados hasta nuevo aviso porque desde ese momento el ayuntamiento era intervenido y se suspendían todas las atenciones, para dar lugar a la búsqueda de evidencias contra su alcalde Umaña Samayoa, José Adán Salazar y otros siete imputados más acusados de lavado de dinero y activos.

Por 48 horas el personal policial y fiscal permaneció en la comuna metapaneca donde se incautaron documentación que revelaban donaciones de dinero al equipo de fútbol, otros relacionados a la empresa Gumarsal, facturas, recibos, váucher por pago de combustibles, planillas de personal, que abonaban a la investigación por lavado de dinero; en total fueron 39 las evidencias encontradas.

Se incautó bastante evidencia pero que se relacionara con Juan Umaña, Wilfredo Guerra, José Adán Salazar Umaña quienes fueron directivos del Club Deportivo Metapán”, detalló.

Un agente de la División de la Policía Técnica Científica destacó que entre la documentación relevante encontrada había una escritura en los que Umaña Samayoa figuraba como principal accionistas de un proveedor municipal y que para evitar conflicto de intereses, había renunciado a su participación.

Durante la intervención telefónica que se les hizo a estas personas se capta una conversación en la cual se dice, en la que ya se ha sacado de la participación accionaria a Juan Umaña para que no se diera un posible conflicto de intereses por ser accionario y se pasa a otra persona, quizá posible testaferro”, aclaró un fiscal.

¿Cómo fue la captura de "Chepe Diablo"?

La captura de Chepe Diablos fue uno de los hechos relevante del proceso de registros y allanamientos que el 4 de abril de 2017 se realizaba en el país.

Un agente investigador manifestó que ese día a las 9:15 de la mañana, lo esperaban en caserío Las Vueltas, en las cercanías del lago de Coatepeque en Santa Ana. A esa regresaba del lago José Adán Salazar en una camioneta, quien a la señal de alto del equipo policial, se detuvo y fue abordado por la Policía.

Se le identificó con el DUI y luego le dijimos que había una orden de detención contra él, por lo que se procedió, se le incautó el vehículo, la tarjeta de circulación y el celular que portaba”, detalló el investigador.

“Se ha incautado información contable, financiera de todas las sociedades entre ellas de la alcaldía de Metapán por la vinculación de Juan Umaña, la información que fue relevante se incautó no fue todo, porque hubiéramos dejado sin funcionamiento la alcaldía”, explicó el fiscal.