Varios modelos de autos eléctricos Tesla aparecen en esta foto junto a los llamados “Supercargadores”.

Economía

Gracia, una ingeniera salvadoreña en Tesla La ingeniera mecánica salvadoreña de 21 años inició sus labores en el líder mundial de automóviles eléctricos en su sede en San Francisco.

Álvaro Cruz Rojas

lunes 15, febrero 2021 • 4:00 am

Compartir

Gracia Dárdano Castro siempre se sintió atraída por las máquinas desde su infancia. Esta joven salvadoreña, estudiante dedicada, se graduó en diciembre de ingeniera mecánica y la semana pasada encontró el trabajo de sus sueños: la compañía Tesla, la empresa estadounidense pionera en la fabricación de vehículos eléctricos.

“Yo no me esperaba llegar a Tesla, la verdad que no, fue un proceso de entrevista bastante largo, como de tres a cuatro meses, de un montón de pruebas cada semana, fue complicado y difícil, pero emocionante poder lograrlo estar aquí”, dice Dárdano de 21 años, graduada de la Escuela Americana de San Salvador.

La joven se graduó como ingeniera mecánica en Georgia Southern University en Estados Unidos. Ahí realizó su tesis de investigación -con honores- sobre la filtración de nanopartículas en el aire bajo la tutoría del Dr. Aniruddha Mitra. Gracia se graduó en diciembre como “Summa Cum Laude” (honores).

“Siempre me han gustado las máquinas. Eso era algo mío todo la vida, era bien curiosa con la maquinaria y todo eso. La verdad es también porque hice una pasantía en Kimberly Clark El Salvador, que fue donde me dio la oportunidad de ver la fábrica y de aprender qué era la ingeniería y me gustó bastante”, recuerda.

La semana pasada, Gracia inició su trabajo como ingeniera asociada de fabricación con Tesla en su departamento de ingeniería de baterías de celdas en su sede cerca de San Francisco, California.

“Nunca pierdan ese sueño, que trabajar duro es muy importante, esa es la clave y seguir la pasión que uno quiere”. Gracia Dárdano Castro, ingeniera mecánica


“Seré una ingeniera de manufactura en áreas de las baterías”, explica Gracia, quien por razones contractuales no se le permite hablar en detalle de su trabajo al que describe como “un mundo super avanzado tecnológicamente”.

Gracia Dárdano Castro, en una fotografía en sus días de universidad.

Su madre, Roxana Castro, habla con orgullo de Gracia.

“La palabra que mejor la describe es disciplina. Desde pequeña estuvo determinada a dar la milla extra. Disfruta el aprender y estudiar. La recuerdo desde pequeña estudiando en la sala hasta noche para sacar buenas notas”, relata Roxana.

 El camino de Tesla.

Tesla es considerada una empresa pionera en la fabricación vehículos eléctricos y energía limpia. Tiene su sede en Palo Alto, California, cerca de San Francisco. Sus vehículos eléctricos enchufables y con batería son los más vendidos del mundo.

De ahí que llegar a trabajar en la compañía de Elon Musk es todo un sueño para cualquier profesional.

El camino para llegar a Tesla le tomó a Gracia  varios meses. “Me puse en contacto con una agencia de reclutamiento de Tesla, por LinkedIn, y ahí empezó el proceso a través de ellos”, explica.

“Hasta fue sorpresa para mí lograr hablar con la reclutadora, no me lo esperaba”, agrega. Fueron meses de entrevistas y pruebas hasta lograrlo.

Le preguntamos a Gracia que jóvenes talentosos como ella nunca vuelven al país una vez se preparan académicamente en el exterior y consiguen trabajos de calidad.

“Veo por qué es una preocupación, pero para mí El Salvador es mi lugar favorito en todo el mundo, a mí me encanta El Salvador. Ahorita estoy apenas comenzando mi carrera, es mi primer trabajo, me acabo de graduar, entonces yo no sé qué dirección va a tomar mi vida, pero El Salvador siempre va a ser súper importante para mi vida, más que ahí está toda mi familia y El Salvador me parece precioso, es mi lugar favorito, pero entiendo por qué es una preocupación”, responde.

“Estamos muy orgullosos de ella pues por su disciplina, esfuerzo y dedicación en sus estudios, ha logrado un puesto como ingeniera en Tesla”. Roxana Castro, madre de Gracia

Gracia se describe como “una buena estudiante. Siempre me he esforzado bastante”.

Y tiene un mensaje para los jóvenes salvadoreños: “Nunca pierdan ese sueño, que trabajar duro es muy importante, esa es la clave y seguir la pasión que uno quiere”.

Su madre se siente orgullosa de Gracia. “Estamos muy orgullosos de ella pues por su disciplina, esfuerzo y dedicación en sus estudios, ha logrado un puesto de trabajo como ingeniera en Tesla, empresa que potenciará su crecimiento profesional.

Roxana describe a su hija como “un buen ejemplo para sus hermanos” y como “una buena cristiana muy cerca de Dios. Tiene mucha fe en Dios. Gracia, por su parte, dice extrañar mucho a su familia “y las montañas y el mar, el lago”.