La primera propuesta de los diputados de Nuevas Ideas es la destitución inmediata de los magistrados de la Sala de lo Constitucional. /Archivo DEM.

Política

Así reaccionó la comunidad internacional a la destitución de la Sala de lo Constitucional Organizaciones de la sociedad civil, jueces, defensores de derechos humanos, abogados y políticos de oposición denuncian un intento de golpe de Estado por parte de la nueva Asamblea.

Gabriela Villarroel

sábado 1, mayo 2021 • 7:36 pm

Compartir

 

 

Organismos internacionales, abogados, sociedad civil y partidos de oposición denuncian un intento de Golpe de Estado por parte de la Asamblea Legislativa, al promover la destitución de los magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

En la primera plenaria de la legislatura 2021-2024, seis diputados de Nuevas Ideas solicitaron en una pieza de correspondencia la destitución inmediata de los cinco magistrados propietarios y cinco diputados suplentes de la Sala.

La vicepresidenta de la Asamblea Legislativa, Suecy Callejas, anunció la introducción de la pieza con dispensa de trámite; es decir, sin ser discutido por ninguna comisión de la Asamblea. La moción fue acompañada por Alexis Rivas, Ana Figueroa, Christian Guevara Guadrón, Jorge Castro y Caleb Navarro, todos diputados de Nuevas Ideas.

El dictamen se aprobó esta misma noche, con un total de 64 votos de Nuevas Ideas, Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), el Partido de Conciliación Nacional (PCN) y el Partido Demócrata Cristiano (PDC).


La propuesta y posterior aprobación del dictamen desató una serie de reacciones por parte de organizaciones de la sociedad civil, defensores de derechos humanos, jueces y la oposición, reducida a tan solo 20 diputados.

Como reacción a esta decisión de la Asamblea, el asistente especial del presidente de los Estados Unidos, Juan S. González, publicó un mensaje contundente en su cuenta de Twitter: "así no se hace".

José Miguel Vivanco, director de la organización internacional Human Rights Watch (HRW), aseguró que, al destituir a los magistrados, el presidente Nayib Bukele "rompe con el Estado de Derecho y busca concentrar todo el poder en sus manos".

La defensora de derechos humanos y excandidata a la secretaría de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Celia Medrano, manifestó además que  esta es una consecuencia de "dar más poder a los que ya lo tenían".

Para quienes aún tuvieran dudas de las consecuencias de dar más poder a los que ya lo tenían, o para quienes aún esperen acciones comedidas desde un poder Ejecutivo que ya habia intentado coaccionar con fuerza militar a otro organo del Estado; lo sucedido este primero de mayo deja en claro que el último pilar de la débil institucionalidad democrática en el país, es el siguiente en ser desmantelado para construir sobre el poder total". Celia Medrano, defensora de derechos humanos.

El Centro de Estudios Jurídicos (CEJ), una organización de abogados crítica de la administración Bukele, condenó la iniciativa y denunció que se está fraguando un intento de Golpe de Estado. Además, llamó a la comunidad internacional a estar atentos a las decisiones de la Asamblea.

La Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades) alertó que la Constitución de la República no permite "este tipo de decisiones", que constituyen una "ruptura del orden  constitucional".

La organización Acción Ciudadana, en tanto, aseguró que esta iniciativa es una "grave alteración del orden constitucional" sobre la separación de poderes.

El defensor y exprocurador para la Defensa de los Derechos Humanos, David Morales, también sugirió que existe un "Golpe de Estado técnico" en El Salvador.

La Cámara de Comercio e Industria de El Salvador (Camarasal), en tanto, es el primer grupo empresarial en pronunciarse por la decisión de los diputados de Nuevas Ideas y afines. Aseguran que la primera actuación de la Asamblea es vista con "mucha preocupación".

La organización de Ciudadanos por una Corte Independiente, en tanto, alegaron que esta decisión de la Asamblea es "inconstitucional", y llamaron a respetar la independencia judicial y la inamovilidad de los magistrados de la Sala.

La diputada Anabel Belloso, del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), también aseguró que los diputados de Nuevas Ideas promueven un Golpe de Estado contra los magistrados de la Sala de lo Constitucional.

El partido de izquierdas, además, hizo un llamado a la comunidad internacional a estar atentos al "Golpe de Estado que se está fraguando en la Asamblea".

El exdiputado de Alianza Republicana Nacionalista (Arena), Carlos García Saade, aseguró que la moción para destituir a los magistrados es "un berrinche de Nayib Bukele" porque declararon inconstitucional la imposición de la cuarentena obligatoria hace un año.

El excandidato a diputado de Nuestro Tiempo, José Vela, consideró que la destitución es un "acto arbitrario" y señaló que la propuesta tiene vicios de ley y está fundamentada en "discursos de odio".