En 2018, el Gobierno salvadoreño pagará más de $152 millones en amortizaciones e intereses de la deuda previsional, pero a diferencia de los últimos dos años esta vez sí cuenta con los recursos necesarios para honrar esta obligación.

Economía

GOES pagará este año $152 mills. en deuda previsional

Maryelos Cea

lunes 5, febrero 2018 • 12:02 am

Compartir

En 2018, el Gobierno salvadoreño pagará más de $152 millones en amortizaciones e intereses de la deuda previsional, pero a diferencia de los últimos dos años esta vez sí cuenta con los recursos necesarios para honrar esta obligación.

Los datos de la Asociación Salvadoreña de Administradoras de Fondos de Pensiones (Asafondos) indican que el Gobierno desembolsará este año $152,232,008 en capital e intereses de los Certificados de Inversión Previsional (CIP), instrumentos de deuda pública que se emiten a través del Fideicomiso de Obligaciones Previsionales (FOP).

Este año, el Gobierno realizará tres pagos, entre los días 9 y 20 de abril, julio y octubre. En abril desembolsará $72,484,047, señalan los datos proporcionados por Asafondos. Otros $32,874,790 se pagarán en julio y para octubre están programados $46,873,171.

La ley obliga a las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) a comprar CIP con los ahorros de sus cotizantes, por lo tanto, esta es una deuda que el Gobierno adquiere con los trabajadores.

La venta de CIP permite al Estado obtener los recursos necesarios para pagar, entre otras obligaciones previsionales, las pensiones de los jubilados del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) y del Instituto Nacional de Pensiones de Empleados Públicos (INPEP).

 


Fondos garantizados

El presupuesto de 2018 se aprobó el 5 de enero con una partida de $162.61 millones para el FOP, por lo que los recursos para cumplir con el servicio de deuda previsional están garantizados, a diferencia de los últimos dos años.

La partida presupuestaria del FOP se aprobó desfinanciada en 2016 y El Salvador estuvo a punto de caer en impago en octubre de ese año, una situación de la que se libró con una reforma al FOP, que permitió emitir CIP  para cumplir con el servicio de deuda.

Pero en 2017 no corrió con la misma suerte. La partida del FOP volvió a aprobarse desfinanciada, con un monto simbólico de $1,000 y bajo el compromiso de los diputados de buscar luego los recursos. En abril, sin embargo, no lograron un acuerdo para financiar esa partida y el país cayó en impago al no pagar a tiempo $56.6 millones. El Gobierno recortó el presupuesto de áreas estratégicas, como salud, educación y seguridad, para cumplir con esta deuda.