Según el Gobierno, los planteamientos de la asociación no representan los intereses de la comunidad periodística del país./DEM.

Política

Gobierno salvadoreño niega ataques a prensa y afirma libertad de expresión “no está en riesgo”

Redacción Web-DEM

lunes 7, septiembre 2020 • 4:21 pm

Compartir

El Gobierno de Nayib Bukele negó este lunes que la libertad de expresión y específicamente el ejercicio periodístico estén en riesgo. Afirman que "no comparten" las recientes acusaciones de la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES) sobre acosos y ataques contra periodistas.

A través de un comunicado, el Gobierno afirma que solo en el contexto de la pandemia de covid-19, los funcionarios y demás delegados gubernamentales han dado más de 300 conferencias de prensa sobre "diferentes temáticas de interés nacional", y todas han sido respetando las opiniones, por lo que niegan las acusaciones de la gremial sobre que el presidente Bukele ejerza "control" sobre ellas.

"En ningún momento ha estado en riesgo para los ciudadanos, organizaciones de la sociedad civil y medios de comunicación, incluso aquellos que más allá de su agenda informativa persiguen otros fines políticos y económicos", destaca el Gobierno en el comunicado.

Según el Gobierno, los planteamientos de la asociación no representan los intereses de la comunidad periodística del país. Por el contrario, aseguran que en el país existen las suficientes garantías para facilitar el trabajo de la prensa nacional e internacional.

El pasado 6 de agosto, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó la práctica del Poder Ejecutivo y otras autoridades y funcionarios del gobierno de estigmatizar, desacreditar y bloquear el acceso a información a periodistas y medios críticos de la gestión presidencial.

El comunicado emitido por la SIP, citaba entre otros medios, a los periódicos La Prensa Gráfica y El Diario de Hoy, y los medios digitales El Faro y Revista Factum como blanco de ciberataques, amenazas, vigilancia, descrédito y calumnia a través de cuentas falsas en redes sociales y en plataformas creadas con fondos públicos.


Conclusiones

El pasado 31 de julio, el diputado René Portillo Cuadra, de Arena, presentó ante el Órgano Legislativo su propuesta para crear una comisión especial que investigue las violaciones a la libertad de prensa. Originalmente el nombre de la comisión era: “Comisión especial que investigue acosos que están sufriendo periodistas de diferentes medios de comunicación debido a su trabajo y línea editorial, y el uso de troles con recursos públicos en contra de opositores”, nombre que fue modificado en el pleno.

Los congresistas investigarán si estructuras gubernamentales con poder político están interviniendo en el ejercicio de periodismo para evitar su trabajo. Además, buscarán determinar si funcionarios y servidores públicos obstaculizan a medios de comunicación en su labor periodística y el posible uso de “troles” pagados con fondos públicos.