La viceministra para salvadoreños en el exterior, Liduvina Magarín, exhortó ayer a los salvadoreños a pensar bien antes de decidir irse a Estados Unidos, mientras informaba sobre las medidas para atender a niños separados de sus familias en la frontera sur de EE.UU.

Política

Gobierno pide no irse y Embajada reitera apoyo contra emigración Viceministra para salvadoreños en el exterior asegura que migrar es un derecho, pero pide pensarlo.

Yolanda Magaña

jueves 21, junio 2018 • 12:01 am

Compartir

La viceministra para salvadoreños en el exterior, Liduvina Magarín, exhortó ayer a los salvadoreños a pensar bien antes de decidir irse a Estados Unidos, mientras informaba sobre las medidas para atender a niños separados de sus familias en la frontera sur de EE.UU.

“Reiteramos el llamado a la familia salvadoreña a tomarse muy en serio esa decisión, que aunque sabemos que es un derecho y lo respetamos, pone en riesgo a los niños y las niñas; es una decisión que vulnera también, de alguna manera, los derechos de los niños, al encontrarse en situa­ciones como las que ahora estamos viviendo”, expresó.

Según la funcionaria, en un centro de detención de Colorado, padres y madres salvadoreños detenidos en la frontera sur “no tenían conocimiento de la medida de los Estados Unidos”, el plan Tolerancia Cero del gobierno de Donald Trump, que deja en detención a indocumentados que crucen la frontera aún si tramitan asilo y que eran sepa­rados de sus hijos.

La funcionaria destacó que trabajan “intensamente en los programas sociales” para que “la familia pueda seguir unida” en El Salvador; sin embargo, manifestó que “migrar es un derecho” y que una causa es “la reunificación familiar”.

Sobre el tema, un vocero de la Embajada de los Estados Unidos en El Salvador destacó que este miércoles el presidente de los EE.UU., Donald Trump,  firmó una orden eje­cutiva que plantea una solución de corto plazo para las familias detenidas por entrar ilegalmente y que “establece que los niños permanezcan con sus padres mientras atraviesan los procesos judiciales correspondientes”.

El vocero de la Embajada reiteró el apoyo del país norteamericano en mejorar las condiciones de El Salvador.

Señaló que los objetivos de Estados Unidos en El Salvador siguen siendo “fortalecer la economía, mejorar la seguridad y promover el fortale­cimiento de las instituciones y el Estado de Derecho” y destacó la disminución de la migración durante 2018.

“Menos salvadoreños se han embarcado en la peligrosa travesía de emigrar ilegalmente y más salvadoreños han tomado la iniciativa de quedarse en su país y contribuir a su crecimiento. Apoyamos esos esfuerzos en un 100 % y cada miembro de la Embajada seguirá comprometido con ayudar a que los salvadoreños construyan una nación más segura y próspera”, detalló.

Un total de 93 niños salvadoreños están separados de sus familias en la frontera sur de los Estados Unidos, debido a la política de Tolerancia Cero de Donald Trump, quien ayer revirtió la separación de los menores luego de duras críticas a la medida.