Foto archivo DEM.

Política

Gobierno lamenta críticas de ANEP y lanza nuevo llamado al diálogo

Redacción web / DEM

viernes 8, mayo 2020 • 9:30 am

Compartir

 

El secretario privado de la Presidencia, Ernesto Castro, reaccionó a las críticas de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) por las nuevas medidas de restricción para contener el avance del  COVID-19 en el país, que iniciaron ayer y estarán vigentes por 15 días. Lamentó la posición del titular de la gremial, Javier Simán, quien calificó las disposiciones de “excesivas” y “violatorias”.

Castro dijo que esperaba que la posición de Simán fuera diferente y como titular de la institución apoyaran con soluciones en este momento y no con críticas. Enfatizó que el país necesita la colaboración de todos los sectores para superar la crisis que está atravesando.

“En la vida todo es toma de decisiones y ahorita, por poner un ejemplo, o estás en las graderías viendo el partido, que es la posición más fácil, o te metes en la cancha a jugar. Entonces, estás arriba en las graderías con una Coca Cola disfrutando, criticando, criticando y criticando -que es lo más fácil- y esa es la actitud de un mediocre, ahorita el país no necesita mediocres”, manifestó en la entrevista Frente a Frente de Telecorporación Salvadoreña (TCS).

En ese sentido, lanzó un llamado al presidente de la ANEP para dialogar y “mejorar lo que se tenga que mejorar”. Aseguró que las puertas de Casa Presidencial están abiertas, así como están “abiertos a escuchar” para sacar el país adelante.

“Entiendo, comprendo y respeto el tema de ayer que vimos con la empresa privada, invito al presidente de la ANEP, en Casa Presidencial tiene una invitación abierta, puede llevar a su equipo y si hay algo que solucionar, lo solucionemos, que lleve a su equipo que tenga la autoridad para tomar decisiones, de alto nivel y que podamos solucionar lo que se tenga que solucionar”, declaró.


El funcionario afirmó que el gobierno está “presto a rectificar cualquier error que se pueda estar cometiendo” y que los únicos que no se equivocan son los que no están haciendo nada.