El canciller, Hugo Martínez, iniciará mañana entrevistas para buscar prórroga de TPS./ DEM

Política

Gobierno hará nuevo pulso para que EE.UU. prorrogue de nuevo TPS

Antonio Soriano / Gabriela Villarroel

lunes 4, diciembre 2017 • 12:00 am

Compartir

El Gobierno hará esta semana un nuevo cabildeo para que Estados Unidos (EE.UU.) conceda otra prórroga al  programa Estatus de Protección Temporal (TPS, por su sigla en inglés) para los salvadoreños que radicen en ese país.

El ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez, según informó Cancillería, parte esta tarde a Estados Unidos para abogar por los 190,000 compatriotas que están acogidos con ese programa.

En un comunicado, Cancillería indicó que el viaje de Martínez busca “ continuar las acciones para abogar por los salvadoreños con TPS”.

Según la información del Ministerio de Relaciones Exteriores, el canciller sostendrá reuniones con  congresistas estadounidenses.

Además, buscará el apoyo de sectores clave, como las gremiales que dan empleo a los compatriotas y las organizaciones que trabajan a favor del tema migratorio, añadió la Cancillería.

De acuerdo con el informe de Cancillería, el principal objetivo del ministro Martínez es conseguir una nueva prórroga del TPS.


Pero, además, cabildeará “otras alternativas, que a través del Congreso, puedan dar una salida que brinde estabilidad migratoria a la población que cuenta con este beneficio”.

El Gobierno de Estados Unidos ya decidió suspender unos 5,000 nicaragüenses y que se prorrogará por solo seis meses para unos 86,000 hondureños.

 

Enero decide

Ayer, la embajadora de Estados Unidos en El Salvador, Jean Manes, reiteró que su  Gobierno decidirá el futuro de los salvadoreños con TPS entre el 6 y 7 de enero de 2018.

“Tenemos la expectativa de que vamos a tener una decisión al rededor de 6 o 7 de enero, porque tienen que darse los sesenta días antes que este periodo corriente que tenemos termine en marzo”, declaró.

La embajadora dijo ayer que su Gobierno ha notado que el sistema de justicia de El Salvador “está empezando a funcionar” y ahora se ven a personas enfrentando a la justicia, cuando antes eso no era posible.