La Casa Presidencial (Palacio) en San José permanece acordonada mientras la Oficina del Fiscal General lleva a cabo una redada bajo sospecha de violación de la privacidad de las personas, el 28 de febrero de 2020./AFP.

El Mundo

Gobierno costarricense niega haber “espiado” a los ciudadanos

AFP

lunes 2, marzo 2020 • 12:17 pm

Compartir

El ministro de la Presidencia de Costa Rica, Víctor Morales, negó este lunes que el gobierno hubiera vulnerado la información privada de la población con una polémica unidad de recopilación de datos.

"Para el gobierno de la República, las libertades individuales, la información privada y la vida íntima de las personas son sagradas e inviolables", declaró Morales en una comparecencia ante legisladores que investigan la posible violación de privacidad.

PUEDE LEER: Denuncian al presidente de Costa Rica por violación de datos personales

La preocupación surgió por la creación de la Unidad Presidencial de Análisis de Datos (UPAD) que, según Morales, "pretendía institucionalizar la ciencia de datos como forma de eliminar sesgos y asegurar el mayor impacto y eficiencia" de las políticas públicas.

La Fiscalía allanó el viernes pasado la Casa Presidencial y el Ministerio de Planificación en busca de pruebas de posibles delitos en la creación y funcionamiento de la UPAD.

LEA TAMBIÉN: Fiscalía allana Casa Presidencial de Costa Rica por investigación de presunto espionaje a ciudadanos


La fiscal general Emilia Navas dijo este lunes en rueda de prensa que en el allanamiento fueron decomisados dos teléfonos celulares y una computadora del presidente, Carlos Alvarado, así como dispositivos electrónicos del ministro Morales y los tres funcionarios de la UPAD.

Morales aseguró a los legisladores que el grupo de procesamiento de datos "nunca tuvo acceso a información de tarjetas de crédito, salarios, cuentas bancarias, antecedentes judiciales o médicos, información de carácter fiscal o bancario ni a información de las redes sociales".

Reconoció que la publicación del decreto que creó la unidad, publicada el pasado 21 de febrero, fue "técnicamente débil e inexacto", pero confió en que la investigación de la Fiscalía comprobará que no se cometieron delitos.