El secretario de Comercio, Miguel Kattán, consideró que “los únicos años” en los que el país no se endeudó “horrorosamente” fueron durante la privatización. / DEM

Economía

Gobierno asegura que el incremento de deuda pública no es “exagerado”

Uveli Alemán

jueves 10, septiembre 2020 • 12:02 am

Compartir

El secretario de Comercio e Inversiones de Presidencia, Miguel Kattán, aseguró ayer que “no estamos haciendo nada exagerado” sobre el incremento de la deuda pública que podría superar el 90 % de la producción nacional este 2020 por la crisis del coronavirus.

La pandemia del covid-19 no es una excepción para El Salvador, indicó el secretario en la entrevista de Frente a Frente, de Telecorporación Salvadoreña (TCS). Una crisis sanitaria global que en meses se volvió la recesión económica mundial más profunda desde la Gran Depresión de 1930.

“No estamos haciendo nada exagerado, el problema de El Salvador no es que esté demasiado endeudado por este Gobierno, está endeudado históricamente”, indicó.

El Salvador tiene dos paquetes de deuda avalados por la Asamblea Legislativa por un total de $3,000 millones para enfrentar la pandemia, un monto que si se suma a los $645.8 millones aprobados para cubrir la brecha de financiamiento del presupuesto de 2020 hace que el país adquiera en el ejercicio fiscal de este año hasta $3,645.8 millones.

Sin embargo, para el secretario de Comercio no es la primera vez que el país recurre a financiamiento externo a este nivel. “En el año 2002, El Salvador se endeudó $1,400 millones, fue después de los terremotos. Fueron $1,400 millones que si lo transformamos a su equivalente actual es mucho más de $3,000 millones”, indicó.

Pero los datos del Banco Central de Reserva (BCR) indican que la deuda pública total de El Salvador fue de $6,391 millones en 2002, un incremento de $877.74 millones frente a los $5,514.16 millones de 2001.


Si se compara con el Producto Interno Bruto que se registró en 2002 por $12,664.19 millones, según la serie homogénea creada por el BCR con el nuevo sistema de cuentas nacional, la deuda pública total del país representó en ese año el 50 % del PIB.