La Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades) recomendó ayer congelar el gasto público en 2019 para evitar más presiones que conlleven a la insostenibilidad fiscal.

Economía

Fusades sugiere congelar el gasto público en 2019 El gasto público aumentó 10.15 % anual en junio, más de lo que suele crecer en periodo de elecciones, indicó Fusades.

Maryelos Cea

martes 28, agosto 2018 • 12:03 am

Compartir

La Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades) recomendó ayer congelar el gasto público en 2019 para evitar más presiones que conlleven a la insostenibilidad fiscal.

El tanque de pensamiento, citando estadísticas del Banco Central de Reserva (BCR), advirtió que el déficit fiscal casi se triplicó en el primer semestre de este año, pasando de $42.4 millones en 2017 a $121.3 millones.

El déficit fiscal refleja la diferencia entre los ingresos y los gastos. Si bien ambas variables aumentaron, los gastos lo hicieron a un mayor ritmo: crecieron $298.1 millones, frente a los $219.4 millones que se registraron en los ingresos.

Luz María de Portillo, analista del Departamento de Estudios Económicos (DEC) de Fusades, indicó que este año se han obtenido ingresos adicionales gracias a la amnistía fiscal. Pero el próximo año ya no estará vigente y, además, se dejará de recaudar el impuesto a las operaciones financieras (IOF) por órdenes de la Sala de lo Constitucional, de la Corte Suprema de Justicia (CSJ). Hasta julio, el IOF generó $51.8 millones, señala un reporte del Ministerio de Hacienda.

Sin estas fuentes de ingresos, financiar un nivel más alto de gasto público no es recomendable, por lo que Fusades pidió congelarlo en 2019 para que sea igual al presupuesto modificado de este año. Hasta junio de este año, el Gobierno Central operó con un presupuesto de $5,488.3 millones, $20.8 millones superior al que se le aprobó.


Urge ordenar las finanzas

Portillo señaló que un aumento en el déficit fiscal se traduce en más deuda pública, pues generalmente se recurre a ella para cubrir las brechas entre ingresos y gastos.

Para este año, el tanque de pensamiento estima que el déficit fiscal alcanzará el 3.1 % del Producto Interno Bruto (PIB), más que el 2.8 % que espera el Gobierno y el 2.2 % proyectado por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En ese sentido, Portillo indicó que la congelación del gasto es necesaria para ajustar las finanzas públicas. “De no tomar medidas fiscales, la deuda del país solo puede aumentar y encaminarse a la insostenibilidad”, advirtió la Fundación en el documento“Urge ordenar las finanzas públicas, pero se observa lo contrario”, publicado ayer.

El gasto público no solo fue más alto que el registrado el año pasado, también superó el promedio que se ha registrado en todos los periodos electorales desde 1995, indicó José Andrés Oliva, analista de Fusades.

En promedio, el gasto público aumenta 7.97 % en periodo electoral, una tasa 1.4 % superior al 6.6 % que crece sin elecciones.

Además de congelar el gasto público, Fusades recomendó reordenarlo y priorizar áreas como educación, salud y seguridad ciudadana. Para la inversión pública sugirió los asocios público-privados (APP).