Economía

Fomilenio II reactivó labores en los cuatro proyectos detenidos El Ejecutivo confirmó que asignó fondos y se reinician los trabajos en dos recintos fronterizos, un sistema de riego y el periférico Claudia Lars. Fomilenio II espera que no haya reclamos de los contratistas tras el paro por falta de asignación de fondos de la contrapartida.

José A. Barrera

jueves 21, enero 2021 • 5:30 am

Compartir

La construcción del periférico Claudia Lars (La Libertad), el sistema de riego en El Paisnal (San Salvador) y los recintos fronterizos de El Amatillo (La Unión) y Anguiatú (Santa Ana) se reactivaron oficialmente ayer tras confirmarse la asignación de $54 millones de la contrapartida del Gobierno de El Salvador a los proyectos financiados por la Corporación del Reto del Milenio (MCC, por sus siglas en inglés).

Las obras, desarrolladas por Fomilenio II, siguen su curso mientras se espera que no haya reclamos de parte de las empresas contratistas afectadas por el paro de cerca de un mes tras el impasse entre el Ejecutivo y el Legislativo para la asignación de fondos.

Óscar Díaz, gerente de apuestas por inversiones de Fomilenio II, explicó que los contratos tienen unas condiciones generales basadas en estándares que otorga la MCC y que los contratistas tienen 28 días para presentar reclamos.

En el periférico Claudia Lars llevamos un avance del 40 %, esperamos concluir la obra en el segundo trimestre. Esta es una carretera de 10.08 kilómetros”, Romeo Herrera, Ministro de Obras Públicas

El funcionario dijo que esperan que a finales de mes se presenten “sus situaciones”, pero que en todos los proyectos han estado en conversaciones para minimizarlas y avanzar más rápido.


También se anunció la construcción de dos pasos a desnivel uno en la carretera del Litoral y otro en la Panamericana. Díaz dijo que estos se harán con recursos disponibles de Fomilenio II y de la asignación presupuestaria de $54 millones. Se trata de obras de alcance adicional a los proyectos que ya se están desarrollando.

Detalles

Fomilenio II administró un fondo (no reembolsable) de $277 millones donados por la MCC, una entidad estadounidense adscrita al Congreso de dicho país, para impulsar un “compacto” que incluye varias iniciativas de desarrollo económico y social.

El convenio, suscrito por el Ejecutivo y la MCC, incluyó una contrapartida de $88.2 millones, de la que no se incluyeron $54 millones en los presupuestos de la administración del expresidente Salvador Sánchez Cerén ni en el primero de Nayib Bukele.

Nos han confirmado que todos los procesos administrativos se han completado y tenemos los recursos disponibles para completar las obras y hemos reiniciado”, Óscar Díaz, Gerente de Apuestas por Inversiones de Fomilenio II

El ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, criticó ayer a la gestión de Sánchez Cerén por el retraso tras remarcar que el convenio inició en 2015 y que tenía previsto cerrar en septiembre de 2020.

Los funcionarios, en compañía del ministro de Obras Públicas, Romeo Herrera, supervisaron el reinicio de obras en el periférico Claudia Lars, que creará un corredor desde el desvío de Opico (en la Autopista a Santa Ana) con el de Sacacoyo (en la Autopista de Sonsonate).

Herrera dijo que la obra tiene un avance del 40 % y que se desarrollan labores de pavimentación, drenajes y hombros para una vía que promete facilitar el tránsito de mercancías para las industrias localizadas en la zona.

Proyectos logísticos financiados por EE.UU.

La MCC activó Fomilenio II en septiembre de 2015. Es el segundo compacto que la entidad aprueba para El Salvador, a condición de cumplir indicadores como control de la corrupción y libertades económicas, entre otros. Estos son los proyectos por concluir.

Periférico Claudia Lars

Es un corredor de poco más de 10 km en el que se invierten $21.6 millones y que incluye la construcción de dos puentes.

Distrito de riego en El Paisnal

Se construye un nuevo distrito de riego en El Paisnal donde se invierten $11.6 millones y se cubrirían a 1,300 hectáreas

Recintos fronterizos

Se reactiva la construcción de los recintos de Anguiatú (Santa Ana) y El Amatillo (La Unión) que esperan facilitar el comercio del país con la región.