El hospital Rosales abrió una nueva unidad de cuidados intensivos durante la crisis, para atender pacientes covid-19.

Nacionales

Focos de contagio de covid-19 en el Rosales Pacientes en espera de cirugías diseminan el virus, debido a que no se realiza la prueba para detectar el covid-19 previo a su ingreso para la intervención quirúrgica.

Jaqueline Villeda

viernes 22, enero 2021 • 4:45 am

Compartir

El Sindicato de Médicos del Hospital Rosales (SIMEHR) denunció que los pacientes en espera de cirugía están dando positivo a covid-19 previo, el problema es que estos pacientes contagiados son ingresados 24 horas antes junto a otros pacientes que no tienen el virus.

Es así que uno de los últimos reportes del gremio destacan que, el 15 de enero del 2021 se tenían programadas 31 intervenciones quirúrgicas, y que de estas 19 resultaron positivas al covid-19 y no pudieron ser intervenidos en dicha jornada.

Sumado a los anteriores casos un personal de salud del sindicato expresó que, “esta semana el día martes iba a operar a tres pacientes, y a ninguno lo operé porque estaban positivos con el virus, como se les hacen pruebas, y así se han ido retrasando bastantes cirugías, porque han llegado pacientes sin nada y ahí se han infectado en el hospital”.

“Esta semana el día martes iba a operar a tres pacientes, y a ninguno lo operé porque estaban positivos con el virus, como se les hacen pruebas, y así se han ido retrasando bastantes cirugías, porque han llegado pacientes sin nada y ahí se han infectado en el hospital”. Miembro de SIMEHR

La causa.

Ante esta problemática, desde inicios de diciembre el gremio informó que todos los pacientes, incluyendo los que ameritan cirugías, se desplazan en el hospital en diversas áreas como el laboratorio clínico, radiología, el banco de sangre o cardiología, entre otras áreas, en donde se llevan a cabo exámenes que se les han indicado.


Manifestando que “hasta que los han completado (los exámenes) y les han programado una cirugía, son llevados por el área de gestión de camas a las pruebas de antígenos del covid-19”, asegurando que “muchos resultan positivos” y hasta ese momento el personal médico se da cuenta que estos pacientes han diseminado el virus por diversas zonas del hospital.

De esta manera, el 7 de diciembre del 2020 hicieron de conocimiento de las autoridades del Hospital Rosales “el elevado número de suspensiones de pacientes, que estaban programados para realizarse intervenciones quirúrgicas”, y en ese momento se sugirió que se ingresara a los pacientes hasta que tuviera un resultado negativo del hisopado, pero aceptan que “la sugerencia no fue atendida”, y que por el contrario se ingresa a los pacientes, y 24 horas antes de su intervención se les realiza el estudio de Ag IgG IgM  para detectar el virus.

SIMEHR indicó que es muy posible que esos pacientes “también sean fuente de contagio”, y si son portadores del virus, “en las 48 o 72 horas de espera ya contagiaron a otros pacientes ingresados en esos servicios”.

 

Otras suspensiones.

Ya previamente, entre noviembre e inicios de diciembre del 2020 se había denunciado dicha situación, pues en su momento, un total de 29 personas tuvieron que postergar sus cirugías porque dieron positivo al virus.

Fue debido a esto que se reiteró la recomendación hacer los estudios de posible infección a los pacientes previo a su ingreso, e incluso previo a la  a su programación en sala de operaciones, para evitar la propagación de contagios tanto para pacientes que ingresan sanos al hospital, como para el personal de primer línea que desconoce si los pacientes son positivos al virus o no desde su ingreso.

Además, el sindicato manifestó haber pedido información de todas las cirugías suspendidas por covid-19, pero no tuvieron acceso a la información.

Por otro lado, al tener que suspenderse las intervenciones quirúrgicas, se procedería con la misma hasta que la prueba del hisopado diera negativo llevando periodos hasta de un mes de espera.

“Está lleno de pacientes que no sabemos todos si anda el virus o no anda el virus, porque no se les hacen los estudios adecuados, pero ahí es un riesgo”, expresó uno de los médicos del sindicato.

Al menos, unos seis meses, las cirugías y las consultas externas permanecieron suspendidas luego que en marzo, el Ministerio de Salud decidiera cerrar los hospitales para prepararlos para enfrentar la pandemia, esto hizo que se agrandara la mora quirúrgica en el país.