La misión del FMI concluyó ayer la revisión del Artículo IV en El Salvador./ Secretaría Técnica

Economía

FMI pide al nuevo Gobierno combatir a la corrupción y transparencia fiscal

Gabriela Villarroel

sábado 23, marzo 2019 • 12:02 am

Compartir

Durante los últimos años, El Salvador ha sentado las bases para lograr estabilidad macroecónomica; sin embargo, el Gobierno entrante tiene el reto de fortalecer la lucha contra el delito y la corrupción, indicó ayer el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Del 11 al 22 de marzo, una misión del Fondo Monetario condujo en El Salvador la llamada Consulta del Artículo IV de su Convenio Constitutivo, una revisión del desempeño macroecónomico y fiscal a la que somete periódicamente a todos sus países miembros.

La misión del FMI concluyó ayer su visita en San Salvador con un llamado para que el nuevo Gobierno estabilice las finanzas públicas, impulse el crecimiento y mejore la eficiencia de la administración pública.

El equipo, que se reunió con autoridades de la administración actual y el presidente electo, Nayib Bukele, señaló que “el sólido desempeño económico es una oportunidad para fortalecer aún más la posición fiscal”.

De acuerdo con Alina Carare, jefa de misión del FMI en El Salvador, “el Gobierno ha sentado las bases para un crecimiento sostenido”, impulsado por una mayor inversión y consumo privado; así como reformas estructurales y una transición política “sin contratiempo”.

En ese sentido, la misión identificó tres áreas donde, a su juicio, debe trabajar la administración de Bukele, quien asumirá la Presidencia de la República este 1 de junio: reducción de la deuda, mejorar la eficiencia del Gobierno para elevar el crecimiento a largo plazo y fortalecer el marco de gobernabilidad con el objetivo de contener el delito y la corrupción.


Este último punto, de acuerdo con Carare, ha sido tomado en cuenta por el Gobierno actual. En su informe preliminar, la misión considera que el ex fiscal general Douglas Menéndez “fortaleció significativamente las actividades de investigación y procesamiento para frenar el uso ilícito de fondos públicos en los niveles más altos”; no obstante, señala la necesidad de independencia de la Unidad de Investigación Financiera (UIF).

El año pasado, el presidente Salvador Sánchez Cerén vetó una reforma a la Ley Orgánica de la Fiscalía General, que a juicio del FMI establecía la independencia y autonomía de esta unidad. Si el próximo Gobierno la aprueba, según la misión, “mejorará la capacidad de investigar exhaustivamente los casos de corrupción”.

 

Mayor transparencia

De acuerdo con el Fondo Monetario, el próximo Gobierno debe apostar por aumentar la transparencia fiscal en la Ley del Presupuesto General de la Nación 2020, “tomando como base la experiencia del presupuesto 2019”; además de fortalecer la auditoría de las operaciones fiscales y establecer un mejor control de gastos.

Esto, según el FMI, ayudará a prevenir las malversaciones y uso ilícito de fondos públicos. Además, el informe preliminar señala que los cambios que se realicen al marco legal contra la corrupción “deben ser integrales, asegurando la armonización de las leyes y tomando en consideración el impacto final sobre el presupuesto”, indicó el organismo.

 

 

Los consejos del fondo

 

Independencia

La misión del Fondo Monetario destaca que es necesario garantizar la independencia de la Unidad de Investigación Financiera (UIF) de la Fiscalía General, para combatir la corrupción.

 

Transparencia

Además, en su informe, la misión señala que se debe transparentar la Ley de Presupuesto General de la Nación para el próximo año, estableciendo controles para prevenir el uso ilícito de fondos.