Las reuniones se mantendrán en todo noviembre, en formato virtual.

Economía

FMI inicia reunión con El Salvador, pero bonos vuelven a caer Una delegación del Gobierno se encuentra en Washington para la revisión del Artículo IV con el FMI, la antesala para un programa de financiamiento.

Uveli Alemán

jueves 11, noviembre 2021 • 5:30 am

Compartir

Una delegación de funcionarios del Gobierno inició esta semana reuniones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para negociar un programa de financiamiento. Mientras tanto, el mercado reaccionó con una caída en el precio de los bonos ante la expectativa que el proceso vuelva a demorarse.

“El diálogo girará en torno a políticas que respaldarían un posible programa del FMI”, confirmó Alina Carare, jefa de misión del FMI en El Salvador, a la agencia de noticias Reuters.

Las reuniones comenzaron el lunes por la tarde y continuarán de manera virtual una vez que los funcionarios regresen a El Salvador.

Este es un nuevo intento del Gobierno salvadoreño por alcanzar un programa de financiamiento con el Fondo por hasta $1,300 millones, que le permitiría ordenar las finanzas públicas y tranquilizar al mercado de su capacidad de pago.

$1,300MillonesBusca el Gobierno con un programa de financiamiento ante el FMI. Propone un ajuste del cuatro puntos del PIB.

Las negociaciones con el FMI se encontraban avanzadas y se esperaba que el acuerdo estuviera listo a mediados de 2021, pero las pláticas se retrasaron cuando la nueva Asamblea Legislativa destituyó a los magistrados de la Sala de lo Constitucional y al fiscal general.

La jefa de la misión del FMI señaló que estos “los acontecimientos ocurridos requerirán cierta recalibración de las políticas necesarias para garantizar un crecimiento inclusivo, sostenibilidad fiscal y estabilidad financiera”.


Esta no es la primera vez que el FMI habla de una recalibración, ya la semana pasada su portavoz, Gerry Rice, señaló que se requiere modificar las políticas si El Salvador quiere un programa de asistencia financiera.

“El proceso de consulta del Artículo IV de 2021 se completará después de las discusiones en el directorio ejecutivo, que se llevarán a cabo un par de meses después del final de la misión”, cita Reuters a Carare.

Bonos se deterioran.

Ayer, nuevamente el precio de los bonos salvadoreños cayó en el mercado en hasta 2.4 %.

La emisión para 2050 cayó 2.40 %, al pasar de un precio de $70.12 el 9 de noviembre a finalizar ayer con una cotización de $68.48.

Igual panorama para la emisión con vencimiento para 2027 que perdió 2.41 % con un precio de cierre de $74.65, inferior al $76.45 cotizado el martes 9 de noviembre.

Ricardo Castaneda, economista senior del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), explicó que la caída es una reacción combinada del mercado.

Por un lado, explicó, el FMI ha dejado claro que primero se revisará el Artículo IV y luego se avanzará para un eventual programa. Se suma la propuesta de la Ley de Agentes Extranjeros para cargar con un impuesto del 40 % a cada transacción financiera proveniente de fondos extranjeros para donaciones o pagos.

Desde que se presenta el presupuesto para 2022 no ha logrado bajar el riesgo país, el tema de la debilidad institucional democrática está allí, la ley que se presenta vuelve a encender las alarmas y, si a eso se le suma la no garantía que será un acuerdo inmediato con el FMI, diría que son los factores que explican lo que estamos viendo”.
Ricardo Castaneda
Economista del Icefi

El riesgo país medido por el EMBI (Emerging Markets Bonds Index) de El Salvador mantiene una tendencia al alza desde septiembre pasado y solo ayer subió 2.7 %. Cerró el 9 de noviembre en 10.38 puntos, cuando el lunes 8 tenía un valor de 10.10.

¿Qué implica un acuerdo?

Por meses, el tema ha sido sobre el riesgo de no alcanzar un acuerdo con el FMI y complique el acceso a financiamiento del Gobierno para 2022.

 

  1. Compromisos: un acuerdo con el FMI comprometería al Gobierno a ejecutar políticas fiscales, económicas e institucionales para ordenar las finanzas.

 

  1. Ajuste: el Gobierno se compromete a realizar un ajuste fiscal, que se propuso en cuatro puntos del PIB en aumento de ingresos y reducción de gasto.

 

  1. Menor riesgo: se reduce el riesgo para acceder a financiamiento en el mercado para cubrir las brechas del presupuesto y puede reestructurar deuda.