El flujo de remesas familiares que recibe El Salvador sigue con una marcada tendencia al alza impulsada, principalmente, por la recuperación de la economía estadounidense y de los planes de estímulo que ejecuta la administración del presidente de Joe Biden.

Economía

Flujo de remesas creció 45.3 % en primer semestre de 2021 Entre enero y junio, el país recibió $3,658 millones. Solo en junio, los salvadoreños en el exterior enviaron $623.2 millones y el valor de la remesa promedio subió a $311 por familia.

José A. Barrera

viernes 16, julio 2021 • 6:00 am

Compartir

El flujo de remesas familiares que recibe El Salvador sigue con una marcada tendencia al alza impulsada, principalmente, por la recuperación de la economía estadounidense y de los planes de estímulo que ejecuta la administración del presidente de Joe Biden.

Según las estadísticas del Banco Central de Reserva (BCR), hasta junio de 2021, los envíos alcanzaron los $3,658 millones, la cifra es 45.3 % mayor que la que se tuvo en el mismo período de 2020, es decir, $1,140 millones adicionales.

El flujo actual representa valores récord para los primeros seis meses del año y las cifras del primer semestre de 2021 son incluso superiores (en un 33 %) al total que se recibió en 2019, antes de la pandemia del covid-19.

Douglas Rodríguez, presidente del BCR, explicó que “en junio se cumplen cuatro meses consecutivos con ingresos superiores a los $600 millones mensuales, lo que constituye un aporte fundamental de nuestros compatriotas en el exterior para la economía”.

 

Más envíos con más dinero.

El análisis del BCR destacó que no solo hay un incremento por remesas de valores más altos (promedio), sino por un aumento general en la cantidad de los envíos.


Rodríguez explicó que en 2021 los salvadoreños han hecho más de dos millones de envíos adicionales que en el mismo período de 2020.

El año pasado, en el primer semestre, la diáspora generó 9.5 millones de envíos, mientras que en el ciclo actual este indicador subió a 11.5 millones, es decir, un 21 % más que en el año previo.

El presidente del BCR explicó que los envíos se mantienen como un apoyo clave para los gastos de consumo de casi el 25 % de los hogares salvadoreños.

“Las remesas familiares se mantienen con una dinámica positiva, apoyando el financiamiento de los gastos de consumo del 25 % de los hogares salvadoreños, y esperamos una tendencia favorable para el resto del año”, dijo.

El funcionario agregó que se anticipa que, en lo que resta del año, el crecimiento de las remesas se mantenga robusto y siga impulsando la recuperación de la economía.

“Solo en junio se registraron $623 millones en remesas, un monto 22.6 % más que en el mismo mes del año pasado”, explicó Rodríguez.

Según los datos oficiales, el año pasado, al primer semestre, el valor promedio de cada remesa era de $261.

Este año, el monto subió $50  y se estima que cada familia receptora de remesas recibe unos $311 por mes.

En junio se cumplen cuatro meses consecutivos con ingresos superiores a los $600 millones mensuales. Lo que constituye un aporte fundamental”. Douglas Rodríguez, presidente del BCR

Las cifras oficiales también revelan que los incrementos se perciben a escala nacional, pero que hay municipios donde el crecimiento ha sido de más del 70 %.

“En promedio todos los municipios han crecido en un

50 % o más, pero destacan (comunidades como) Cinquera, California, Cuyultitán, Las Vueltas, Arambala, Potonico y Tacuba”, detalló Rodríguez.

 

¿De dónde vienen?

El presidente del BCR también dijo que El Salvador recibe remesas de unos 129 países, pero que el principal origen es Estados Unidos.

La diáspora residente en ese país  es responsable del envío de $3,491 millones, cifra que equivale a más del 90 % del total  del primer semestre del año.

El segundo origen es Canadá desde donde se reporta la llegada de unos $35 millones.

El listado de los cinco principales países origen de las remesas que recibe El Salvador se completa con España ($14 millones), Italia ($12 millones) y México ($4 millones).

La entidad también detalló que la mayoría de los envíos familiares fueron cobrados en ventanilla ($2,494.3 millones), operación que representa cerca del 68.2 % de las transacciones.

Por su parte, las remesas abonadas a una cuenta bancaria llegaron a $1,091.5 millones (29.8%), pero que representa un incremento de casi el 60 %, mientras que $11.7 millones llegaron como “recarga celular”.