El riesgo político incrementará por las elecciones de febrero de 2021, algo que para Fitch pone más presión en las finanzas públicas.

Economía

Fitch: incumplimiento de ley alejará inversión extranjera en El Salvador La agencia Fitch Solutions alerta que el “menoscabo de Bukele a los controles institucionales” debilitará el Estado de Derecho.

Uveli Alemán

lunes 21, diciembre 2020 • 5:30 am

Compartir

La agencia  Fitch Solutions advierte que la vulneración al Estado de Derecho por parte de la administración de Nayib Bukele socavará el entorno empresarial y limitará la atracción de inversionistas extranjeros a El Salvador.

En su monitoreo de América Central, la calificadora afirma que los “repetidos enfrentamientos” del presidente Bukele con la Asamblea Legislativa, la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y los medios de comunicación, “debilitarán los controles sobre su autoridad”.

Señala que, además de ocupar la Asamblea Legislativa el 9 de febrero de 2020, el presidente Bukele ha ignorado las sentencias de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y ha limitado las investigaciones en los contratos del Gobierno durante la pandemia del covid-19. De igual forma, ha buscado silenciar a sus oponentes en los medios de comunicación.

“A largo plazo, el menoscabo de Bukele de los controles institucionales sobre su autoridad podría debilitar el Estado de Derecho. Esto socavaría el entorno empresarial de El Salvador y limitará el atractivo del mercado salvadoreño a inversionistas extranjeros”, afirma Fitch Solutions en su informe.

Riesgo político en aumento.

El Salvador se prepara para las elecciones legislativas y municipales, programadas para el 28 de febrero de 2021, con una contienda en la que el recién creado Nuevas Ideas busca ocupar la mayoría del congreso salvadoreño junto a GANA, el partido oficial con el que ganó las elecciones presidenciales Bukele.

Debido a las elecciones, la calificadora anunció que revisó a la baja el puntaje de El Salvador de su Índice de Riesgo Político a corto plazo desde un 42.5 a 41.3 de 100 puntos posibles. “Esto refleja el riesgo para la continuidad de las políticas, ya que las elecciones podrían cambiar significativamente la dinámica de formulación de políticas”, explica en su reporte.


El índice elaborado por Fitch Solutions mide cómo el entorno político es un determinante clave para la capacidad crediticia de los países. Califica a los soberanos en una escala de 100 puntos posibles, cuando más alto significa que menor es el riesgo político. Así, lo que ajustó con El Salvador denota que para la agencia hay más riesgo de cara a las elecciones y sus eventuales resultados.

“Si Nuevas Ideas gana una representación significativa en la Asamblea Legislativa, vemos riesgo al alza para la formulación de políticas y la actividad económica, pero riesgo a la baja para la política a largo plazo por estabilidad” afirma. Agrega que con una coalición legislativa más fuerte a favor del presidente Bukele se podría seguir con mayor facilidad su agenda de aumentar el gasto social.

La calificadora señala que las promesas de campaña de Bukele han sido bloqueadas por un estancamiento legislativo desde que asumió las riendas del Ejecutivo, en junio de 2019; sin embargo, Fitch advierte que si el FMLN y ARENA mantienen sus posiciones dominantes dentro la Asamblea Legislativa persistía el menoscabo político y limitaría el apoyo fiscal para la recuperación económica.

“Si NI gana una representación significativa en la Asamblea, vemos riesgo al alza para la formulación de políticas y la actividad económica”. Fitch Solutions
Informe

Presupuesto y riesgo fiscal.

En octubre pasado, Fitch advirtió que la propuesta del Presupuesto General de la Nación de 2021 pone en riesgo la sostenibilidad de la deuda y restringe el financiamiento, en un mercado atento a las medidas para un ajuste fiscal.

Desde que se entregó la propuesta, en septiembre pasado, los partidos de oposición “han sido muy críticos” y no se ha avanzado en su aprobación. Por lo tanto, la agencia vuelve a recalcar en su informe que es poco probable que se apruebe el presupuesto antes de las elecciones de febrero próximo, situación que privaría a la economía de un “potencial estímulo”.

 

Proyecciones fiscales para El Salvador

La agencia considera que la economía recuperará su tamaño pre-pandemia hasta 2023 y que la no aprobación del presupuesto 2021 limitará su recuperación.

  1. Caída del PIB: La agencia prevé que el Producto Interno Bruto salvadoreño se contraiga un -9.3 % en 2020 como consecuencia de la pandemia del covid-19; en tanto, vaticina un rebote de 3.9 % en 2021.
  2. Gasto y déficit: En su comunicado de octubre, Fitch advirtió que el gasto público aumentará 16 % en el presupuesto de 2021 frente a 2020. El déficit fiscal -brecha de ingresos y gastos- superaría el 7.5 % el próximo año.
  3. Mayoría_ Con la mayoría de diputados a favor de Bukele, el Gobierno tendrá más fácil su agenda para gasto social. Sin embargo, la agencia ve riesgo en la formulación de políticas a corto plazo.