Gustavo López Davidson aseguró que demostrará que no hubo delitos en la permuta hecha con el Ministerio de la Defensa. / Diego García

Nacionales

Fiscalía señala que exministros se valieron de artificios para favorecer a López La audiencia terminó cerca de las ocho de la noche y la resolución se dará hoy a las 2:00 de la tarde.

Juan Carlos Vásquez

jueves 20, agosto 2020 • 12:01 am

Compartir

El contrato de permuta tipo subasta para el intercambio de armas obsoletas y en mal estado suscrito con la empresa Centrum S.A. de C.V. nunca se cumplió, solo quedó en un documento que permitió favorecer a Carlos Gustavo López Davidson, presidente de la sociedad del expresidente de Arena, dijo ayer la Fiscalía General de la República, en la audiencia inicial realizada en el Juzgado Quinto de Paz de San Salvador.

El contrato establecía que el Ministerio de Defensa entregaría armas obsoletas y a cambio recibiría dos abuses con sus respectivos accesorios, junto a un adiestramiento y que además iban ser nuevos, pero el Ministerio Público dijo al juez que se entregaron obuses repotenciados y que nunca fueron probados en El Salvador, ni utilizados.

Señala la Fiscalía que Centrum al firmar el contrato se comprometió a otorgar adiestramiento al personal del Ministerio de Defensa, pero eso nunca ocurrió, que solo se llevaron dos tenientes a Israel.

Estos oficiales han expresado a la Fiscalía que observaron cómo funcionaban los obuses,  pero a una distancia que no les permitió saber si en realidad fueron los que ingresaron después al país.

En los alegatos fiscales se le hizo ver al juez que los exministros de Defensa, David Munguía Payés y Atilio Benítez, favorecieron a Centrum a través de las modificaciones que se le hizo al contrato, las prórrogas y el intercambio de armas.

Esas armas según la acusación fiscal se manifestó que serían obsoletas y en desuso, pero en las investigaciones realizadas se detectó que se entregaron a la empresa de López Davidson, armas nuevas y estado operacional a un costo bajo con respecto al precio real.


Cuatro de los seis imputados estuvieron ayer en la audiencia, el quinto padece una enfermedad crónica y el sexto está fuera del país. / Diego García

Los exministros tenían el dominio total de lo que estaba pasando y no pueden alegar que fue un error en la manera como se redactó el contrato, dijo la Fiscalía, además que los exministros tomaron las decisiones mediante acuerdos, memorandos y marginación de documentos, señalaron los fiscales en la diligencia.

A Benítez, la Fiscalía le reprocha que el 19 de marzo de 2013, el gerente general de Centrum  le informa que el 28 de marzo de 2013 había presentado oferta, lo cual no pudo haber ocurrido porque no se había llegado aún a ese día calendario; otra irregularidad es que el 20 de mayo de 2013, Héctor Abel Herrera, le presenta una nota a Benítez para informarle que la Sociedad Eagle Ordenance LLC, ya no iba participar en la permuta tipo subasta y le presentó una nueva oferta manifestando que solo Centrum iba ser la compra total.

A raíz de esa nota, Atilio Benítez  a través del acuerdo número 70 autorizó el 12 de junio de 2013 que Centrum fuera la única empresa adjudicataria de la permuta tipo subasta, cuando lo que debió haber decidido era declararla desierta.

A Munguía Payes, en la audiencia se le cuestionó que el 13 de junio de 2013, autorizó las primeras modificaciones al contrato para que se redujera de 36 a a 24 meses el plazo de la fianza de cumplimiento de contrato, después el entonces ministro autorizó otras dosmodificaciones al contrato.

Dice el Ministerio Público que a todas costas Munguía Payés se propuso favorecer a Gustavo López Davidson, ya que en diciembre de 2013 Centrum presentó la oferta para que Defensa obtuviera los dos obuses M-17 155 milímetros, propuesta que el general de división Rafael Melara Rivera, jefe del Estado Mayor Conjunto recomendó rechazar , pero Munguía Payés le dijo que realizara una nueva recomendación orientada a que se aceptara la oferta de Centrum.