Nacionales

Fiscalía reiteró que Ana Ligia de Saca y siete imputados más participaron del lavado de $26.6 millones Según el Ministerio Público, el delito de lavado de dinero es complejo y no solo el expresidente Elías Antonio Saca lo cometió, sino los 13 imputados, cinco de ellos separados de este proceso.

Jaime López

miércoles 3, marzo 2021 • 5:30 am

Compartir

La Fiscalía General de la República concluyó ayer que no solo el expresidente Elías Antonio Saca blanqueó dinero de Casa Presidencial, durante su gestión y que en ese delito contribuyó su esposa Ana Ligia y otros siete imputados más.

Según el Ministerio Público, el lavado de dinero es un delito complejo en el que no solo una persona participa, sino varias.

Con los alegatos finales, el Tribunal Cuarto de Sentencia de San Salvador reanudó el juicio contra la exprimera dama de la República, Ana Ligia de Saca, que había sido suspendido porque los fiscales del caso participarían de la supervisión de las elecciones del domingo anterior.

La Fiscalía se centró en analizar la prueba documental vertida por el Ministerio de Hacienda, por diferentes bancos, documentación revisada por los peritos y estados financieros; “con lo que podemos acreditar que se dieron los delitos de lavado de dinero y activos que se ha atribuido a todos los imputados”, afirmó uno de los fiscales.

En este juicio, Fiscalía busca esclarecer el blanqueo de $26.6 millones:


  • $17.6 millones atribuidos a Ana Ligia Mixco Sol
  • y $9 millones a los exempleados del Organismo de Investigación del Estado (OIE) entre junio de 2004 y el 31 de mayo de 2009.

Según la Fiscalía, la Presidencia de la República tenía tres cuentas que se alimentaban con fondos públicos o impuestos que pagan los ciudadanos, donaciones que recibe el Estado y préstamos que el país gestiona.

Esos fondos llegaron al Banco Central de Reserva y de ahí se transfirieron a tres cuentas de la Presidencia de las República.

La Presidencia de la República por tratarse de una institución pública toda su actuación debió ser con base en una normativa para beneficio del pueblo salvadoreño”.  Fiscal del caso. 

Pero en la administración del expresidente Saca fue a la inversa, “porque de acuerdo a nuestras pruebas, de la Presidencia de la República se sustrajeron fondos que se destinaron a cuentas bancarias de particulares que no estaban autorizados y que luego ellos movieron a otras empresas para aparentar negocios lícitos y que tuvieron como destino final el Grupo Radial Samix”.

Esa fue la forma de consolidar el delito de lavado de dinero y activos en el Grupo Samix donde los titulares era el expresidente Elías Antonio Saca y Ana Ligia Mixco Sol, aseveró el fiscal.

La investigación ha remarcado la apropiación ilícita de fondos públicos que se hacía desde la Presidencia de la República “bajo incidencia directa” del expresidente Saca se depositaban en las cuentas del Grupo Radial Samix del cual, él era el titular junto a su esposa.

Así como era necesario de más personas para tomar el dinero, se requería para lavarlos a través de sociedades y personas naturales que son procesadas”. Fiscal. 

A esa conclusión llega Fiscalía, luego que el expresidente Elías Antonio Saca reiterara el 16 de febrero, ante el Tribunal Cuarto de Sentencia, que sólo él es el responsable del saqueo millonario de Casa Presidencial durante su gestión y que la exprimera dama y su cuñado, Oscar Mixco, nada tienen que ver en ese ilícito, pues ellos desconocían del origen ilícito de los fondos y que solo cumplían órdenes.

Además Fiscalía sostiene que la investigación ha establecido la participación de cada uno de los imputados en este ilícito y son sancionados por nuestra ley.

No hay pruebas de "empleados" del OIE

Cinco de los imputados alegan que fueron empleados de la OIE y que los fondos que les atribuyen que manejaron del estado sin estar autorizados, fue el presupuesto de su funcionamiento y que por su condición y “seguridad nacional” no están reflejados ni en el Ministerio de Hacienda ni en las auditorías de la Corte de Cuentas.

El fiscal del caso dijo que de acuerdo con los informes oficiales de la Presidencia de la República, ninguno de los imputados presentes han sido miembros del OIE; además la Dirección General de Tesorería del Ministerio de Hacienda –que autoriza la apertura de cuentas bancarias – y que lleva un registro de las cuentas autorizadas, los refleja a ellos como autorizados para manejar fondos públicos, “entonces todo el dinero que manejaron en sus cuentas fue ilegítimo según las pruebas.