Un testigo que se presentó a declarar ayer en el juicio contra 47 acusados entre pandilleros y colaboradores del programa Centro, en su fase II y III, fue sorprendido por la defensa al contestar el interrogatorio de la Fiscalía con información que había escrito en sus manos.

Nacionales

Fiscalía prescinde de testigo investigador que llevaba datos escritos en las manos Luego de constatar que sus manos estaban manchadas con información del caso, Fiscalía prescindió del testigo y pidió a juez que lo despachara.

Jaime López

jueves 22, abril 2021 • 3:45 am

Compartir

Un testigo que se presentó a declarar ayer en el juicio contra 47 acusados entre pandilleros y colaboradores del programa Centro, en su fase II y III, fue sorprendido por la defensa al contestar el interrogatorio de la Fiscalía con información que había escrito en sus manos.

Una abogada defensora alertó al juez del Tribunal Especializado de Sentencia “C”, que el testigo siempre que contestaba las preguntas que le hacían los fiscales del caso, veía sus manos.

Para verificar la  queja de la abogada, el juez pidió al testigo que le mostrara sus manos y para constatarlo se dirigió hacia donde él se encontraba  y observó que tenía escrita la información que requería para contestar el interrogatorio fiscal, en sus manos.

Frente a esa situación, algunos de los defensores pidieron al juez que certificara esa supuesta irregularidad y la enviara a la Fiscalía, porque ese hecho podría considerarse como falso testimonio en perjuicio de los imputados del programa Centro, enjuiciados por más de 260 casos de extorsión, proposiciones y conspiraciones para cometer ese delito contra los vendedores del centro de San Salvador.

Luego de analizar el caso, el juez afirmó que consideraba que el testigo, un investigador de la División Élite contra el Crimen Organizado -que participó de la investigación con el seguimiento, vigilancia e identificación de los imputados durante las extorsiones en el centro de San Salvador- no había cometido falso testimonio sino que no se había preparado.

No supongo que sea testigo falso, tiene falta de preparación, necesitaba refrescar  la información y los datos que hace más de un año  obtuvo en su investigación”. Juez Especializado de Sentencia "C".


Tras la conclusión del juez, Fiscalía dijo que iba a prescindir de las declaraciones del testigo y pidió al juez que lo dejara ir.

En respuesta, el juez despachó al testigo por falta de preparación.

Son pequeños incidentes que se cometen, la verdad que ahí es a criterio del juez como valore ese testimonio. La prueba documental  a la que el testigo se refería está incorporada al proceso) y efectivamente él participó”. Fiscal.

La fiscal dijo que prescindió del testigo por transparencia y para evitar que, de ese motivo los abogados fueran valerse para impugnar esa prueba. “Él no debía llevar nada escrito”.

Al final del episodio, quedó establecido entre fiscales y defensores que los testigos no pueden responder a los interrogatorios apoyados de papeles o escritos en sus manos y solo es permitido a los peritos que por lo extensa información que manejan, requieren revisar los informes para brindar sus respuestas.

Para los demás testigos, deben declarar con lo que se acuerden de los hechos y si hay preguntas que los llevan a fechas o datos que no pueden precisar, deben decirlo así al juez.

Este es el segundo juicio contra integrantes de la Mara Salvatrucha que de acuerdo con una investigación realizada entre enero 2019 y febrero de 2020, fueron descubiertos que extorsionaban  al comercio informal y formal del Centro Histórico de San Salvador, a quienes exigían de $30 a $350, cantidades que debían pagar por semana, quincena y mes.

Un oficial de la Policía Nacional Civil que dirigió la investigación contra pandilleros del programa Centro dijo que semanalmente extorsionaban de $10,000 a $15,000 a vendedores del centro capitalino.