Ayer, el imputado fue trasladado a los tribunales para ser acusado formalmente. / Ó.M.

Nacionales

Fiscalía acusa a supuesto asesino de Jocelyn Abarca

Juan Carlos Vásquez

sábado 14, julio 2018 • 12:01 am

Compartir

En el Juzgado Décimo Primero de Paz de San Salvador fue acusado ayer Ronald Atilio Urbina Velásquez, por el delito de feminicidio agravado de su compañera de vida, Jocelyn Milena Abarca Juárez.

En la acusación, la unidad de atención especializada para las mujeres de la oficina fiscal de San Salvador, pidió que siga en detención provisional y continúe siendo procesado en el Juzgado Especializado de Instrucción de la Mujer, donde se diligenciará la segunda etapa del proceso.

El Ministerio Público, al judicializar el caso, le ha presentado al juez prueba pericial y científica afirmando que el imputado es el supuesto responsable de haber asesinado a su compañera de vida.

“Como representación fiscal contamos con suficiente prueba pericial, testimonial y científica, donde se determina la participación directa de Ronald Atilio Urbina en el asesinato de su compañera de vida”, dijo la fiscal del caso.

En el escrito que el Minis­terio Público ha puesto a disposición del juzgado menciona que Abarca Juárez entabló comunicación con sus parientes por última vez, el pasado 4 de julio y un días después, amigos y familiares intentaron contactarla pero fue imposible, únicamente respondía los mensajes que le enviaban a través de la plataforma de WhatsApp.

La representación fiscal señala que el 6 de julio acudió a la 17a. avenida Sur de San Salvador al levantamiento de un cadáver desmembrado y como parte de las pesquisas para determinar la identidad de la víctima, se le pidió al Instituto de Medicina Legal ( IML) que practicara prueba de ADN.


Cuando el Departamento de Genética Forense entregó el resultado de la prueba confirmó que los restos hallados pertenecen a Jocelyn Abarca.

A la Fiscalía le llamó la atención el hecho de que cuando parientes y amigos llegaron para ser entrevistados, el imputado, sin ser citado, acudió a la oficina fiscal de la colonia La Sultana y se mantuvo en la fachada por un lapso de cuatro horas; supuestamente, habría llegado a vigilar quiénes eran los declarantes.

El pasado 10 de julio, en el sector de la calle El Espino, de Antiguo Cuscatlán, fue encontrado un cráneo, pero científicamente no se ha confirmado que sea el de la víctima.

Sin embargo, el Ministerio Público, con todas las pesquisas realizadas y los indicios hallados, giró el pasado miércoles orden de captura contra Urbina y acusarlo por feminicidio agravado.

Esta semana, la Fisalía General allanó la casa de la pareja y encontró restos de sangre en la puerta del baño, que suponen es de Jocelyn Abarca. Eso, dijeron, rebustece su investigación.