Política

Fiscal en plenaria de antejuicio a Quijano: “Un delincuente para mí no es prueba fehaciente”

Yolanda Magaña

jueves 7, mayo 2020 • 11:02 am

Compartir

La Asamblea Legislativa inició esta mañana la sesión plenaria en la cual decidirán si retirarle el fuero legislativo a Norman Quijano para que enfrente ante los tribunales comunes una acusación fiscal de los delitos de agrupaciones ilícitas y fraude electoral.

Jorge Mazariego, quien actuó como fiscal del antejuicio, aseguró que tenía dos resmas de papel de pruebas en el caso pero pocas páginas se referían a Norman Quijano.

“Un delincuente para mí no es una prueba fehaciente, lo que él diga. Una persona que con lujo de barbarie dice que ha participado en no menos de 30 homicidios. ¿Le voy a creer a un criteriado? Nunca pensamos en qué es lo que nos puede pasar”, expresó, en su intervención

El fiscal del caso aseguró que la prueba recibida contra Quijano no fue contundente. “Pasamos horas y horas viendo los videos sin obtener nada, por eso un llamado a la conciencia a través de la sana crítica y sus juicios de valor, que nos pongamos a pensar un tan solo momento”, agregó.

Mazariego pidió a los diputados que van a votar en el caso y no creen en Quijano, “que lean todo este mamotreto y después discutimos”.


Solicitó la ratificación del dictamen que da lugar a formación de causa para que Quijano sea juzgado en la Cámara Primera de lo Penal de San Salvador y ahí se determine si es culpable o inocente.

Posteriormente, el defensor de Quijano, Francisco Bertrand Galindo, pidió mostrar el video que es prueba contra Quijano, algo que fue votado por el pleno.

Este día, los diputados deberán decidir si despojar del fuero a Quijano, quien es acusado por la Fiscalía General de la República de haber negociado con pandillas. En el dictamen se declara lugar a formación de causa.

La comisión de antejuicio concluyó que se dio una reunión en marzo de 2014 en la Red Nacional de Pastores, en la que asistieron pastores, jóvenes en rehabilitación y pandilleros, según el testigo, acompañados de Ernesto Angulo y una mujer no identificada.