El cuadro cocotero no podrá utilizar su estadio por tres juegos.

Deportes

FESFUT suspende a Sonsonate de jugar en el Ana Mercedes Campos El cuadro cocotero no podrá utilizar su estadio por tres juegos seguidos tras la resolución que impuso la Comisión Disciplinaria de la Federación Salvadoreña de Fútbol.

Propio

miércoles 4, marzo 2020 • 1:02 pm

Compartir

Afición, arbitraje y seguridad son una mala combinación en un partido de fútbol y más cuando se trata del estadio Ana Mercedes Campos. La Comisión Disciplinaria de la Federación Salvadoreña de Fútbol (FESFUT) resolvió imponer tres sanciones a Sonsonate tras la suspensión en su feudo del juego frente a Once Deportivo el pasado sábado tras lanzamiento de objetos por parte de hinchas cocoteros.

Tras haber estudiado el caso, la Comisión Disciplinaria otorgó a Once Deportivo los tres puntos tras estar arriba en el marcador por 2-1 frente a Sonsonate, mientras que los cocoteros recibieron una multa de 1,000 dólares, además de no jugar durante tres partidos en el estadio Ana Mercedes Campos.

En la resolución desarrollada por FESFUT, se menciona que el árbitro central, José Waldir García, tras la expulsión de Carlos Herrera, William Maldonado y Roberto “Toro” Gonzáles, la afición cocotera ingresó al estadio e “increpó” al asistente número dos, por lo que suspendió el juego por tres minutos, sin embargo la situación volvió a repetirse, lo que obligó al juez no darle continuidad al partido tras haber consultado al delegado de cancha y con un miembro de la PNC.

En la prueba de descargo que presentó el propietario de Sonsonate, Guillermo Vargas, especificó que no se “agotaron todos los recursos” para garantizar la seguridad a los árbitros, asimismo, algunos jugadores de Once Deportivo como Marvin Morales, que incitó a la afición cocotera a la violencia y por la actitud de Anthony Roque tras expresarle al delegado de cancha que “tenía dinero para pagarle mucho más y que se abstuviera de decir algo”, fueron parte de las evidencias que presentaron los occidentales.

A pesar de las pruebas presentadas por Sonsonate, terminó recayéndole el peso de la ley que será la segunda vez que le ocurre, tras el antecedente de la temporada 1995-96 cuando Sonsonate se denominaba Tiburones, este enfrentaba a Firpo, pero tras desarrollarse la misma situación, CLIMA (Primera División) impuso la suspensión de tres juegos y también perdió el encuentro.

Tras la resolución, el presidente de Sonsonate FC, Walter Castaneda, dijo que buscarán apelar la sanción, ya que en los videos del partido, explicó, que el árbitro José García no cruza palabras con el delegado de cancha y con las autoridades de la PNC.