El río Grande de San Miguel amenaza con inundar a 14 viviendas cercanas. / Rosa Fuentes

Nacionales

Familias en riesgo por crecida del río Grande

Rosa Fuentes

jueves 30, mayo 2019 • 12:04 am

Compartir

Un tramo de unos cuatro metros de borda no fueron construidos y otro de similares medidas, que colapsó al subir el nivel del río Grande en San Miguel, hicieron que el agua se desbordara a raíz de las fuertes lluvias, lo cual mantiene en zozobra y vigilantes a unas 14 familias del caserío Santa Fidelia, cantón La Canoa, en el municipio migueleño.

“No podemos dormir porque de un momento a otro se nos vienen las aguas del río encima y los que tenemos tractores  ayudamos a evacuar a los pobladores del caserío Santa Fidelia,” dijo José Vidal Ortiz, ayer mientras veía la corriente crecer.

El problema está que las autoridades, tanto de la alcaldía como del Comité de Protección Civil, no dan prioridad a la situación del río, según los pobladores.

Hace unos tres meses, las autoridades limpiaron una parte del río y afectaron más los caseríos Santa Fidelia y La Hacienda. “En ninguna llena del río se había inundado y con la tormenta del sábado las casas se llenaron, subió más de un metro, lo medimos por las paredes de las viviendas,” dijo un afectado.

Las inundaciones del sábado preocupan a los habitantes, porque desde ayer la lluvia sigue cayendo en el oriente del país.

El puente del caserío Santa Fidelia colapsó por el agua. / Rosa Fuentes


El puente que comunica a los cantones La Canoa con el caserío Santa Fidelia colapsó, debido a la cantidad de agua de la tormenta del sábado. Los lugareños le han tirado ripio porque en el centro se le formó un hueco.

“No se acerca a la zona pero sale en las televisoras diciendo que ha invertido miles en la limpieza o dragada del río; pero es mentira, nosotros, como pobladores, somos los que sentimos los embates de la naturaleza”, se quejó otro poblador respecto al alcalde  Miguel Pereira.

El representante de Protección Civil, Óscar Portillo,  dijo que las bordas son frágiles y la cantidad de agua que ha caído ha sido mayor que años anteriores en la parte norte del río Grande.

Ayer, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) pronosticó para hoy  lluvias tipo temporal con abundantes nubes desde tempranas horas, además de oleaje y viento, desde los 12 a 15 kilómetros por hora.