No han salido a vender desde marzo pasado cuando inició la cuarentena y ha puesto banderas blancas para identificar que necesitan alimento. / Saraí Alas

Nacionales

Familias del mesón 323 piden alimentos en cuarentena

Saraí Alas

miércoles 20, mayo 2020 • 12:04 am

Compartir

A las afueras del mesón 323, ubicado sobre la Alameda Juan Pablo II y calle Concepción, conversan dos niñas y su padre, Roberto Álvarez, a la espera de recibir ayuda de parte del Gobierno o la Alcaldía de San Salvador debido a que colgaron banderas blancas, porque se quedaron sin alimentos para enfrentar la cuarentena domiciliar causada por la pandemia del COVID-19.

Pese a que el sol quema la piel, las menores de edad y Roberto de unos 65 años, están parados sobre la entrada del mesón observando los automóviles que transitan en la zona, nadie se detiene por lo que manifiestan sentirse preocupados porque no tienen nada para comer los próximos días.

“Desde que empezó la cuarentena la situación se ha puesto dura. Nosotros nos dedicamos a andar vendiendo dulces en los buses, pero desde que inició todo no hemos podido salir a vender y desde ya hace días colgué las banderas, seguimos esperando y no solo pedimos la ayuda para nosotros sino para todos los inquilinos que viven aquí, son 18 familias”, relata Álvarez a Diario El Mundo.

Según el padre de las niñas, en el mesón viven familias numerosas, que, en un contexto normal, salen a vender golosinas, hacen piñatas y algunas personas laboran preparando y repartiendo alimentos en comedores de mercados, pero todos se quedaron sin trabajo por la emergencia del coronavirus.

“Desde hace 15 días se empezaron a terminar los alimentos y yo no puedo salir a vender los dulces para darle de comer a las niñas y mi esposa, me da tristeza esto”, añadió Roberto con tono preocupado.

Aproximadamente seis días atrás, la familia Álvarez colocó las banderas afuera de las ventanas y puerta del lugar, pero nadie se acerca.


Si desea ayudar a las 18 familias del mesón en el barrio Concepción, de San Salvador, puede contactarse al 6123-5360 con Roberto Álvarez.

 

Las niñas y Roberto piden ayuda para ellos y 17 familias más que se quedaron sin comida. / Saraí Alas