Facebook anunció el viernes que añadirá una función para encriptar llamadas de audio y video en Messenger, incrementando la privacidad de sus usuarios.

El Mundo

Facebook permitirá encriptar llamadas en Messenger

AFP

viernes 13, agosto 2021 • 5:37 pm

Compartir

Facebook anunció el viernes que añadirá una función para encriptar llamadas de audio y video en Messenger, incrementando la privacidad de sus usuarios.

El anuncio interviene en pleno debate sobre los límites entre la confidencialidad de las redes sociales y los imperativos de seguridad pública, relacionados - entre otros - con la pedofilia.

Los usuarios de la mensajería instantánea podrán elegir un cifrado de "extremo a extremo" para encriptar conversaciones entre dos aparatos.

"Esto significa que nadie, ni siquiera Facebook puede ver o escuchar lo que se envía o dice" en esas conversaciones, precisó el grupo californiano en un comunicado.

Ya era el caso en WhatsApp, mensajería comprada por Facebook, así como en otras aplicaciones populares como Zoom, Signal, o FaceTime de Apple.

Pero numerosos gobiernos rechazan esta capa de seguridad suplementaria en nombre de la lucha contra la pedofilia o el terrorismo. Quieren que las plataformas integren "puertas traseras" en sus programas para que la justicia pueda recuperar mensajes y fotografías en el marco de investigaciones criminales.


Apple acaba justamente de hacer concesiones en ese sentido, para sorpresa del sector de tecnologías, ya que el fabricante del iPhone tiene una reputación de defensor del respeto a la vida privada.

"Apple reemplaza su sistema de mensajería encriptada de extremo a extremo por una infraestructura de vigilancia y censura que será vulnerable a los abusos y derivas, no solamente de Estados Unidos, sino en el mundo entero", afirmó por ejemplo Greg Nojeim, del Centro para la Democracia y Tecnología (CDT), en un mensaje transmitido a la AFP.

Facebook trata regularmente de desafiar a su vecino de Silicon Valley en el terreno de la privacidad, puesto que la red social necesita recuperar la confianza tras varios escándalos de filtración de datos.