Cristina Bonillo, de Unilever, presentó hoy los avances en el plan de sostenibilidad de la compañía. /Diego García

Economía

Fábricas de Unilever en El Salvador ahorran 75 mill. de botellas de agua

Maryelos Cea

miércoles 6, junio 2018 • 12:13 pm

Compartir

Las operaciones en El Salvador de la multinacional Unilever lograron reducir en 40 % su consumo agua por cada tonelada producida durante 2017, destacó este martes la compañía, lo que le valió un reconocimiento del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN).

Unilever presentó hoy los avances en la ejecución de su Plan de Vida Sostenible (USLP, por su sigla en inglés), que establece una serie de metas como ayudar a más de 1,000 millones de personas a adoptar medidas para mejorar su salud y bienestar para 2020, así como reducir a la mitad del impacto medioambiental de sus productos para 2030, entre otras.

LEA TAMBIÉN: Salvadoreños consiguen tercer lugar en competencia mundial de Unilever

Cristina Bonillo, gerente de Sustentabilidad y Asuntos Corporativos de Unilever, destacó que las dos plantas que operan en El Salvador han trabajado por hacer más eficientes sus procesos. Durante el último año, aseguró, las emisiones de dióxido de carbono (CO2, uno de los gases responsables del efecto invernadero) se redujeron en 42 %, mientras el consumo de energía bajó en 34.46 % y la generación de residuos durante los procesos de manufactura descendió en 25.16 %. De esta manera, las plantas regionales de la empresa ya alcanzaron el 80 % de las metas propuestas en el USLP.

En 2017, las fábricas de Unilever ubicadas en El Salvador disminuyeron en 40 % el consumo de agua por cada tonelada producida, lo que representó un ahorro de 43,000 metros cúbicos. Este volumen equivale a 75 millones de botellas de 600 mililitros cada una, destacó Bonillo en una reunión con periodistas. Este esfuerzo fue reconocido por el MARN, el año pasado.

Gracias a estos resultados y la compra de bonos de carbono, las fábricas salvadoreñas son ahora carbono positivo, pues el alivio que aportan a la atmósfera del planeta es superior a su nivel de contaminación. Ahora queda continuar con otros propósitos globales, como lograr que sus empaques sean 100 % recusables, reciclables o aptos para el compostaje para 2025, entre otros.


LE PUEDE INTERESAR: La sostenibilidad fortalece el crecimiento de Unilever