El sector exportador salvadoreño se enfrenta a una crisis más profunda que la sufrida en la recesión de 2009 con una caída de hasta -25.9 % a julio pasado, lo que ha ocasionado que retroceda a niveles de hace una década, según la estadísticas actualizadas ayer por el Banco Central de Reserva (BCR).

Economía

Exportaciones retroceden a niveles de 2010 con una caída de -25.9 % a julio El Banco Central reporta que las exportaciones acumulan una caída de $929.4 millones a julio pasado debido al golpe económico de la pandemia.

Uveli Alemán

viernes 14, agosto 2020 • 12:03 am

Compartir

El sector exportador salvadoreño se enfrenta a una crisis más profunda que la sufrida en la recesión de 2009 con una caída de hasta -25.9 % a julio pasado, lo que ha ocasionado que retroceda a niveles de hace una década, según la estadísticas actualizadas ayer por el Banco Central de Reserva (BCR).

“No me acuerdo haber visto una disminución tan marcada en las exportaciones”, afirmaba esta semana Silvia Cuéllar, directora ejecutiva de la Corporación de Exportadores de El Salvador (Coexport), incluso antes de que el BCR publicara su último informe de comercio exterior que revela un desplome entre enero y julio pasado de $929.4 millones.

En su informe el BCR destacó que las exportaciones llegaron a julio pasado a $2,661.9 millones, equivalente a una caída de -25.9 % si se compara con los $3,591.30 millones que se registraron entre enero y julio de 2019. La suma alcanzada llega a niveles de hace una década, en 2010, cuando el comercio exterior de El Salvador se recuperaba de la crisis financiera internacional.

Los datos del BCR indican que entre enero y julio de 2008, las exportaciones salvadoreñas llegaron a $2,781.72 millones, pero para 2009 -cuando se agudizó la crisis- cayeron a $2,333.95 millones en el mismo período, una reducción de $447.7 millones, un -16 %. En 2010, en tanto, se recuperaron a $2,623.9 millones.

 

Cinco meses en negativo


La baja del -25.9 % en las exportaciones de 2020 se debe a que el sector acumula cinco meses en saldos negativos. El Banco Central reporta que solo en julio pasado la caída fue de -16.56 % al exportar mercancías valoradas por $465.13 millones, una cifra inferior en $92.31 millones frente a los $557.44 millones reportados en el mismo mes de 2019.

Pese a que las exportaciones de julio fueron negativas frente al mismo mes de 2019, el BCR destaca que el flujo comercial mejoró frente a la caída registrada en junio cuando se exportó $293.80 millones. Es decir, que aumentaron $171.33 millones y es un 58.3 % de crecimiento.

“Comportamiento que se atribuye a la reapertura económica que comenzó el 16 de junio, con lo cual las ventas al exterior retornaron a niveles cercanos a los registrados antes de la pandemia del covid-19; se prevé que, en la medida que continúe la reapertura tanto local como de nuestros socios comerciales, las exportaciones se recuperen progresivamente”, destacó.

 

Los más golpeados

Los datos oficiales indican que los sectores con mayores reducciones a julio pasado fueron fabricación de vestir con una caída de $350.7 millones, la industria manufacturera de maquila cayó $299.5 millones, la fabricación de productos textiles se desplomó $88.1 millones y elaboración de bebidas bajó $52 millones.

De las exportaciones a julio, Estados Unidos demandó mercancías salvadoreñas por $951.2 millones y representa el 35.7 % del total. Sin embargo, la cifra es menor en $551.1 millones con respecto a los $1,502.3 millones que se registraron en el mismo período de 2019, una caída de -36.7 %.

Guatemala se colocó como el mayor comprador de productos salvadoreños de la región centroamericana con una demanda de $449.8 millones, aunque fue $111.5 millones (un -19.9 %) inferior a 2019. A Honduras se exportó $405 millones, una caída de -28.6 %.

Nicaragua demandó $203.7 millones en bienes salvadoreños, un -15.3 % menos, y Costa Rica requirió $138.7 millones, una menor demanda en -12.9 %.

Por otro lado, las importaciones a julio totalizaron $5,795.7 millones. La cifra es $1,255.2 millones menos comparado al mismo período de 2019 y representa una variación interanual de -17.8 %. Así, el saldo de balanza comercial fue de $3,133.8 millones y representó una reducción de $325.7 millones.